La raya capturada el miércoles pasado en la Malvarrosa está embarazada de al menos cuatro crías

En veterinario de l’Oceanogràfic afirma que puede parir en los próximos días. No se han vuelto a ver a las rayas cerca de la costa desde el domingo

A13-447220048 (1)
Andrea López
6/8/2013

Las rayas están por todas partes. Y ahora embarazadas. Ese es el estado en el que se encuentra el pez raya que fue rescatado el pasado miércoles en la playa de la Malvarrosa. Con él, ya son tres los capturados en la última semana en las playas de la Malvarrosa y el Cabanyal.

Esta es una situación habitual en los últimos días para las playas de Valencia. Han sido avistados al menos en tres ocasiones peces de este tipo nadando cerca de la cosa, lo que ha forzado a las autoridades a cerrar las playas durante algunas horas.

Pues bien, la raya que se capturó el pasado miércoles está a punto de parir al menos cuatro crías, según Daniel García, el responsable del área de veterinaria de l’Ocenogràfic, donde están los peces rescatados.

Esta podría ser la causa por la cual el pez raya se aproximó a aguas poco profundas, pero existen varias hipótesis para explicar ese extraño comportamiento, pues lo normal para estos animales es vivir en aguas más profundas.

“Cuando van a parir, se aproximan a la costa, buscando aguas más cálidas, pero cerca del talud, a unas millas más adentro de donde suelen romper las olas; nunca se aproximan tanto a la costa”, señaló García.

Otra de las posibles causas es la temperatura del agua, que es “un poquito más baja de lo habitual y puede ser que los animales quieran buscar aguas más cálidas en la costa, aunque desde luego no es normal”, continúa el veterinario de l’Oceanogràfic.

También se piensa que “al ser una especie que se reproduce mucho y muy rápido, y cada vez hay menos depredadores de la especie, como los atunes o los tiburones, pueda existir sobrepoblación de estos animales y por eso se estén acercando cada vez más”.

No obstante, las últimas jornadas en las playas de Valencia han sido tranquilas y no se ha vuelto a dar el aviso de la peces raya en la costa.

Aun sí, el jefe de las playas de la Malvarrosa-Cabanyal, Jordi Barreira, ha advertido que no se debe tocar a un pez raya. No es común que se acerquen a las personas, y suelen huir del contacto humano, pero si se sienten atacados pueden tratar de defenderse. Por las púas venenosas que posee en la cola, puede producir “picaduras muy dolorosas, aunque no tiene consecuencias graves”, a informado Barreira.