La Policía Local de Valencia utilizó porras ilegales en España en las protestas del Cabanyal

Tanto la Guardia Civil, como la Policía Nacional y la Ertzaintza tienen prohibida su utilización. Además, Amnistía Internacional investiga su uso porque “puede llegar a agujerear la cabeza”. Pese a ello, el cuerpo municipal utilizó estas armas en sus cargas contra los vecinos del Cabanyal que se manifestaban contra los derribos. “En la Policía Local […]

neivamara
28/4/2010

Tanto la Guardia Civil, como la Policía Nacional y la Ertzaintza tienen prohibida su utilización. Además, Amnistía Internacional investiga su uso porque “puede llegar a agujerear la cabeza”. Pese a ello, el cuerpo municipal utilizó estas armas en sus cargas contra los vecinos del Cabanyal que se manifestaban contra los derribos.

“En la Policía Local el uso de porras extensibles está autorizado, la propia jefatura las reparte aunque hay gente que se la compra por su cuenta”, confirmaron fuentes del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos de la Comunitat. La Dirección General de la Policía Nacional y la Guardia Civil prohibe su uso entre sus agentes, al igual que la policía autonómica vasca que en 2005 decidió prohibir su uso al detectar que alrededor de 2000 agentes habían adquirido una por su cuenta.

Sin embargo, durante las cargas policiales contra las protestas pacíficas de los vecinos del Cabanyal, al menos tres agentes, dos de ellos protegidos con cascos en la cabeza, usaron estos utensilios, según muestran las numerosas fotografías de los hechos. En varias ocasiones la Policía Local cargó en coordinación con las unidades de intervención policial (antidisturbios) de la Policía Nacional contra vecinos que protestaban pacíficamente contra los derribos. También empujaron y zarandearon a concejales y diputados del PSPV, EUPV e Iniciativa. Tanto Mònica Oltra, como Marga Sanz denunciaron a la policía, al igual que haría más tarde Salvem el Cabanyal.

“El problema es su utilización, porque la porra no se suele utilizar para golpear, sino para apartar”, indica el Sindicato Profesional de Policías Locales. Sin embargo en la Policía Nacional y la Guardia Civil su uso está prohibido. Un portavoz del Sindicato Unificado de Policía de Valencia señaló que las porras extensibles “llevan una punta de acero que si das en la cabeza, haces un agujero”. “Es fácil de llevar, es pequeñita, pero no es un instrumento de defensa”, comentó el portavoz del SUP.