La policía griega busca a la familia de una niña encontrada en un campamento gitano

La policía griega ha solicitado ayuda a través de la Interpol para encontrar a la familia biológica de una niña con rasgos nórdicos encontrada en un campamento gitano en el centro de Grecia.

nina encontrada en un asentamiento rumano
Isabel Sancho
21/10/2013

Durante una inspección rutinaria en un asentamiento gitano de la región de Larissa, en el centro de Grecia, la policía encontró dentro de una casa a una niña con rasgos nórdicos y de unos cuatro años. El aspecto de la niña, con pelo rubio y grandes ojos azules, hizo sospechar a los policías que aquella no era su familia.

Tras tomar declaración a los supuestos padres, que incurrieron en grandes contradicciones, la policía ordenó una prueba genética que confirmó sus sospechas, no eran los padres de la niña.

En las investigaciones que se realizaron sobre la pareja, se descubrió que en 1993, en un plazo de tan solo cinco meses, el hombre registró a cinco niños más como propios, y entre octubre de 1994 y febrero de 1995 a otros tres más, mientras que la mujer figura como madre de otros cuatro hijos, lo que ha hecho sospechar a la Policía de que podría tratarse de miembros de una red de tráfico infantil. Y han sido acusados de secuestro de menores y de posesión de documentación falsa.

La policía griega ha lanzado a través de la Interpol una solicitud de ayuda para encontrar a los padres de la pequeña, a la que han llamado María. Tras la publicación de la petición la Interpol ha recibido más de 5.000 llamadas de colaboración, sin embargo todavía no se tienen pistas sobre el origen de la pequeña.

La niña, que apenas habla un poco de rumano, está bajo la custodia temporal de la ONG de ayuda a los niños ‘The smile of the child’ (La sonrisa de los niños) que ha publicado en su página web fotos de la niña por si alguien pudiera aportar pistas de la identidad de sus padres biológicos.