La normativa para que los niños puedan tirar petardos en fallas

Con las Fallas tan cerca, es importante informarse sobre la normativa valenciana establecida para poder tirar petardos, sobre todo la parte que concierne a los más pequeños

mascleta-614131_960_720
Mireyalazaro
1/3/2016

Con las Fallas tan cerca, no es necesario esperar al 15 de marzo para que empiecen a escucharse por las calles de la ciudad variedad de petardos. Y los que son padres, tienen siempre la obligación y la preocupación de, llegados a un punto, enseñar a sus hijos el mundo de los petardos.

Muchos padres prefieren que el conocimiento de sus hijos sobre el mundo de los petardos sea lo más tardío posible. Otros prefieren, llegados a la edad legal, instruir con precisión a sus hijos para que no cometan ninguna negligencia.

En Valencia y alrededores hay, hoy en día miles y miles de niños falleros en las distintas comisiones y fallas, e inevitablemente, estos niños son los primeros en tener contacto directo con la pirotecnia: es algo que se lleva muchas veces en la sangre, pero que hay que enseñar correctamente.

La normativa valenciana reduce la edad establecida en la normativa estatal para poder tirar petardos, bajando de los 12 a los 8 años para los petardos de Categoría 1 y de los 16 a los 10 años para los petardos de Categoría 2.

Para que la rebaja se haga efectiva es necesario que los padres firmen una autorización a sus hijos, a la cual se puede acceder desde aquí.

Pero ¿Cómo funcionan estas Categorías?

La Categoría 1 abarca los petardos de muy baja peligrosidad, como bombetas o bengalas, mini bombetas, fuentes de humo o ruedas luminosas. Pueden emplearse en zonas delimitadas.

La Categoría 2 abarca petardos, en general, de baja peligrosidad, como chinos, petardos voladores, fuentes de cracker, abejas, fuentes y volcanes medios, tubos de humo y candelas romanas. Deben de dispararse siempre al aire libre y en zonas delimitadas.
La Categoría 3 abarca los petardos considerados de peligrosidad media, como truenos, baterías, masclets, mariposas… Pueden empezar a tirarse a partir de la mayoría de edad, y se recomienda su uso en grandes superficies al aire libre.

Además, la normativa indica que todos los menores que tiren petardos tendrán que hacerlo bajo la presencia de un adulto. La autorización para poder tirar petardos no es necesario entregarla en ninguna entidad o administración, pues simplemente con el hecho de llevarla encima rellenada correctamente es suficiente.

En caso de inclumplimiento de dicha normativa, las multas pueden ascender hasta una cuantía de 300 euros. Pero los padres lo tienen claro: no se trata del dinero, sino de la seguridad de sus hijos.