La NASA encuentra agua líquida en Marte

El descubrimiento de la existencia de agua líquida en Marte ha sido una gran noticia para el mundo, en una de las investigaciones más productivas de la NASA en los últimos años

6385412387_461af02c0a_b-797x400
Mireyalazaro
30/9/2015

Esta semana la NASA ha publicado un estudio y ha hecho una rueda de prensa confirmando lo que muchos esperaban escuchar: la presencia de agua líquida en la superficie de Marte, muy probablemente salada.

“Bajo determinadas circunstancias, podemos decir que hemos hallado agua en Marte”, afirmaba Jim Green, el director de ciencia planetaria de la entidad. Estas afirmaciones se basan en la investigación llevada a cabo por los científicos Lujendra Ojha, del Instituto de Tecnología de Georgia, Mary Beth Wilhelm, del Centro de Investigación de la NASA en Moffett Field, en California, y Alfred McEwen, investigador principal del Experimento Científico de Imágenes en Alta Resolución de la Universidad de Arizona.

Han sido necesarias múltiples misiones durante varios años para resolver este misterio y ahora sabemos que hay agua líquida en la superficie de este frío y desértico planeta”, ha asegurado Michael Meyer, jefe del programa de exploración marciana de la NASA.

La sonda MRO se ha pasado años tomando imágenes de Marte y los científicos las han examinado exhaustivamente. Además ha sido crucial el trabajo del espectrómetro CRISM, que puede identificar los compuestos que hay sobre la superficie marciana.

Por ahora se barajan varias hipótesis sobre la procedencia del agua encontrada: acuíferos salinos, condensación de la atmósfera o hielo subterráneo. Las sales hidratadas permiten que el agua siga en estado líquido aunque las temperaturas sean  muy bajas, incluso de 20 grados bajo cero. No obstante se detectan esas corrientes durante las estaciones más cálidas, pues en las épocas más frías no se detectan las sales hidratadas y las corrientes desaparecen.

Los avances en cuanto a los estudios del planeta rojo no paran de progresar a pasos agigantados. ¿Quién sabe si en los próximos años finalmente se descubrirá vida en Marte?