La Fnac y La Redoute, en venta

El marido de Salma Hayek, François-Henri, dueño de estas marcas junto con Gucci, Yves Saint Laurent y Puma, podría dar más detalles de la venta en los próximos días.

fnac se vende
Ximo Roselló
8/10/2012

A pesar de ser dos de sus marcas más conocidas, el grupo francés PPR estudia vender la FNAC y La Redoute, según informa el periódico Le Journar du Dimanche. En los próximos días François-Henri, marido de Salma Hayek y dueño del grupo PPR, dará a conocer más detalles acerca de la venta.

El grupo PPR cuenta con otras marcas a su nombre como Gucci, Yves de Saint Laurent o Puma y ya se planteó en 2006 la posibilidad de vender FNAC. Lo cierto es que el descenso de las ventas de libros y discos ha trastocado sus resultados y en 2011 la cifra de negocio de FNAC cayó un 3,2%.

FNAC emplea a unas 14.000 personas en 154 tiendas en todo el mundo; La Redoute, especializada en la venta a distancia, podría ser de interés para inversores estadounidenses como el fondo de inversiones TPG, informó el periódico.

PPR prefiere centrarse en el lujo
No solo los resultados preocupan al grupo PPR. Su intención es, además, deshacerse de forma progresiva de sus firmas de distribución para centrarse únicamente en el negocio del lujo y la moda puesto que el lujo francés sí ha sabido sortear la crisis.

De hecho, los principales grupos, LVMH, PPR y Hermés, siguen registrando crecimientos superiores a los dos dígitos. Por eso, el grupo dirigido por Pinault quiere limpiar el jardín de maleza molesta y dedicarse a mimar sus marcas de lujo (Gucci, Bottega Veneta, Balenciaga o Yves Saint Laurent) así como las de sport-lifestyle (Puma o Volcom).

Siguiendo este punto de vista, el año pasado el grupo galo ya se deshizo de tiendas de muebles Conforama y este verano vendió CFAO, especializada en la distribución automóvil y farmacéutica. En 2006 fue el turno de los grandes almacenes Printemps. Ahora solo quedan en cartera Fnac y La Redoute. Esta última forma parte de la red Redcast, que engloba varias marcas de venta a distancia, entre ellas las de ropa infantil Cyrillus o Vertbaudet.