La falta de energía hunde la balanza comercial de la Comunidad Valenciana

El déficit energético de la Comunidad Valenciana ha lastrado la balanza comercial de la región, que en un año ha pasado de tener 300 millones de euros a estar en números rojos de más de 400 millones de euros. La industria valenciana es totalmente dependiente del exterior y compra bienes de equipo a otros países, […]

neivamara
18/8/2010

El déficit energético de la Comunidad Valenciana ha lastrado la balanza comercial de la región, que en un año ha pasado de tener 300 millones de euros a estar en números rojos de más de 400 millones de euros.

La industria valenciana es totalmente dependiente del exterior y compra bienes de equipo a otros países, especialmente mientras de la UE, que representan el 66% de las importanciones.

Así, el auge del sector alimentario, impulsado por los cítricos y las legumbres, el sector automovilístico, y el de la cerámica, que resurge de sus crisis, no son exportaciones suficientes para equilibrar la demanda de energía de la Comunidad Valenciana.

Es más, es Valencia la provincia que hunde al resto, pues la balanza comercial de la capital del Turia se sitúa en casi 1.200 millones de euros negativos, mientras que Alicante y Castellón están en cifras ‘verdes’, con 334 y 459 millones respectivamente.