La fallera mayor infantil de Valencia se aparta de los actos por enfermedad

Claudia Villodre sufrió una indisposición la semana pasada y estará alejada de la vida pública hasta que se encuentre completamente recuperada.

claudia villodre, fallera mayor infantil de valencia
José Ferrando
16/2/2014

La Fallera Mayor Infantil de Valencia, Claudia Villodre, experimentó una indisposición el sábado pasado durante su visita a la Exposición del Ninot, por lo que se retiró discretamente del cortejo.

La niña, que sufrió un pequeño desvahimiento, ya se apartó de los actos oficiales el resto del fin de semana, para poder así descansar y recuperarse. De hecho, la niña tampoco ha estado presente en ninguno de los actos esta misma semana.

Como es en fin de semana cuando más actos falleros se producen, y ante la falta de recuperación de la niña, ayer, la Junta Central Fallera decidió hacer público un comunicado mediante el cual aseguraban que, por prescripción médica, la Fallera Mayor Infantil de Valencia se veía obligada a suspender su agenda:

«Desde la Junta Central Fallera, comunicamos que la fallera mayor infantil de Valencia, Claudia Villodre Gómez, debido a una indisposición, no acudirá a los actos programados los próximos días. En cualquier caso, los actos oficiales como los intercambios de fotografías y la Gala de la Cultura Infantil, se desarrollarán según lo previsto».

La Fallera Mayor de Valencia, Carmen Sancho, se ocupará de los actos de la infantil siempre y cuando su propia agenda se lo permita. Por ejemplo, esta noche, será Carmen Sancho y no Claudia Villodre quien entregue la foto firmada de Claudia a su corte de honor. Además, la Corte de Honor Infantil seguirá acudiendo a los actos programados aunque sea sin la Fallera Mayor Infantil.

La Junta Central Fallera ha pedido que el suceso se trate con “normalidad y naturalidad”, para evitar que la niña se sienta presionada y, sobre todo, porque se trata de una menor de edad.

Aunque no ha trascendido la enfermedad que sufre Villodre, sí se ha especificado que no se trata de una patología grave. Además, también ha trascendido que el particular estrés de los actos y los exigentes horarios sí que podrían afectar a la salud de la niña y empeorar la enfermedad, razón por la que se ha optado por concederle la baja médica.