La crisis también llega a la Campus Party

La mayor cita mundial de internautas, la Campus Party, no es ajena a la crisis. El evento, que arranca en Valencia en su undécima edición, ha tenido que limitar el espacio a 3.400 participantes, ya que las instalaciones del Ágora continúan en obras y no podrán alojar a los campuseros. Como explicó Pablo Antón, director […]

neivamara
22/7/2010

La mayor cita mundial de internautas, la Campus Party, no es ajena a la crisis. El evento, que arranca en Valencia en su undécima edición, ha tenido que limitar el espacio a 3.400 participantes, ya que las instalaciones del Ágora continúan en obras y no podrán alojar a los campuseros.

Como explicó Pablo Antón, director general de Futura, la empresa que organiza la Campus Party, “no caben más”, se lamentaba el empresario.

Para contrarrestar este hecho, se han creado puestos para los asistentes que vengan con portátil y se han dispuesto entradas de un día, con un precio de 30 euros, para aprovechar al máximo todo el espacio disponible.

Aunque a muchos les gustaría que el evento se celebrase en Feria Valencia, con unas instalaciones capaces de acoger a 10.000 campuseros, la financiación de la Ciudad de las Artes y las Ciencias obliga a que la Campus Party se celebre en dicho complejo.

Sin embargo, la empresa Futura no es ajena a la realidad, y sabe que “no podemos dejar a tanta gente fuera”, por lo que amenaza con llevarse la Campus Party si las instalaciones no crecen en espacio y prestaciones.

La velocidad de navegación de 10 gigabytes hace que un asistente pueda descargarse en un segundo los siete partidos que España disputó en el Mundial de Sudáfrica. Y es que, en la Campus Party se sustituye la lista de la compra por la lista de descargas, pues son muchos los que aprovechan para crearse una videoteca casi infinita.