La cadena humana por la independencia en la Diada se completó con éxito

El recorrido de la cadena humana para pedir la independencia se completó con total éxito, desde Francia hasta la Comunidad Valenciana.

cadena humana independencia
Rodrigo Cortiña
12/9/2013

El independentismo catalán mostró ayer su fuerza para intentar convencer al Gobierno central de que la demanda de un referéndum es un derecho y un deseo del pueblo catalán.

La Asamblea Nacional Catalana, apoyada por CiU, consiguió un apoyo masivo a la cadena humana de 400 kilómetros de longitud que unió los dos extremos de Cataluña bajo en lema “Via catalana per la independència”.

Los organizadores, además de presionar a Rajoy para llegar a una acuerdo, clamaron porque Artur Mas no se desvíe de su hoja de ruta tal y como sugerían sus palabras de la semana pasada, cuando declaró sus intenciones de demorar el proceso hasta 2016.

Otros partidos, como Convergència Democràtica y Esquerra Republicana se volcaron en la movilización. En cambio, no lo hizo Unió Democràtica, si bien algunos de sus dirigentes, comenzando por la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, acabaron por participar en la cadena humana.

Los convocadores de la cadena lograron completar el recorrido previsto, que iba desde el límite con Francia de Cataluña hasta la Comunidad Valenciana. Según la ANC se habían inscrito previamente a la movilización más de 400.000 personas que permitían cubrir el recorrido, aunque la cifra final de los asistentes según sus cifras era algo inferior a 1,6 millones de personas.

Carme Forcadell, presidenta de la ANC, hizo una petición al gobierno de Artur Mas: “Pedimos a nuestras instituciones que cumplan la declaración de soberanía del pasado enero y convoquen la consulta sin dilaciones ni pérdidas de tiempo que solo perjudican a nuestro pueblo, sobre todo a los más desfavorecidos. Es hora de que demuestren su determinación y compromiso con este pueblo, convocando la consulta para 2014”.

Aunque Mas no participó en la cadena humana para “preservar” la institución que preside, varios de sus consejeros lo hicieron y dieron su apoyo a la iniciativa independentista catalana. En palabras del presidente de la Generalitat Catalana, esta muestra de independentismo “no será la última”.