La cadena HBO anuncia que la séptima temporada de la serie ‘True Blood’ será la última

Su guionista Brian Buckner ha prometido a los fans darle un mercido final a la serie ‘con corazón, imaginación y diversión’, aunque habrá que esperar hasta el año que viene para verlo.

trueblood
Mireya Lázaro
4/9/2013

Parece que los fans de ‘True Blood’ tendrán que decir adiós a sus queridos vampiros y a su protagonista Sookie Stackhouse. La cadena HBO ha informado mediante un comunicado que la serie llegará a su fin con las séptima temporada.

La ficción sobre vampiros creada por Alan Ball que lleva enganchando frente al televisor a millones de espectadores desde 2008 se despedirá el año que viene. ‘La serie ha sido un producto definitorio para HBO’, explicó el presidente de programación del canal, Michael Lombardo.

Sin embargo, parece que su tiempo ha terminado, y es que desde que Ball dejó la producción al final de la quinta temporada, con Brian Buckner al frente, el seguimiento de los fans decayó y quizás eso haya avocado a este final.

Con respecto a esto, Lombardo explica que ‘Alan creó un show que ha llevado a sus devotos fans a un viaje inolvidable. Brian lideró un equipo fantástico de guionistas y dio una sexta temporada espectacular. Él guiará al equipo de la séptima y última temporada de esta gran serie. Será difícil decir adiós a los residentes de Bon Temps, pero estoy deseando ver lo que promete ser un capítulo final fantástico’.

Por su parte el guionista actual prometió darle a la historia y a sus personajes un merecido final ‘con corazón, imaginación y diversión’, el cual ya se sabe que comenzará con un salto en el tiempo de seis meses.

La ficción está basada en los libros de Charlaine Harris, ‘Vampiros Sureños’, y cuenta como protagonista a Anna Paquin, Sthephen Moye, Alexander Skarsgard, Anna Camp y Joe Manganiello, entre otros.

No obstante, el final no está muy cerca aún, puesto que no se emitirá hasta el verano del próximo año, por lo que los fans tienen tiempo para hacerse a la idea y crearse expectativas muy altas que los creadores tendrán que mantener o incluso superar.