La Administración de lotería número 3 de Manises registra colas para comprar lotería de El Niño

La Administración de lotería número 3 de Manises está de suerte. Después de repartir varios décimos del Gordo, un cuarto premio y un quinto premio, son muchos los que quieren probar suerte para el sorteo de El Niño con un número del establecimiento.

manises
Teresa Gandia
24/12/2013

Después de que la administración de lotería número 3 de Manises repartiera el pasado domingo el Gordo, un cuarto y un quinto premio del sorteo Extraordinario de Navidad, registró, desde primera hora de la mañana del lunes, una larga cola de personas que esperaban comprar el número de la suerte para el sorteo de El Niño que se celebrará el próximo 6 de enero. Esta administración gracias a la suerte de Navidad, verá como aumentan sus ventas un 25 por ciento más con respecto al año pasado.

Son muchos los que no se resisten a comprar lotería en una administración que parece estar de suerte. “A mí me hace gracia cuando me dicen que no es suerte, que simplemente compramos mucho”, responde Rafa al ser preguntado por la cantidad de números que vende en la administración. “Es cierto que tenemos más décimos que otros establecimientos, pero, con los datos en la mano, por esta administración pasan solo alrededor del 4% de los 100.000 números del bombo”, explica el dueño de la administración.

El lunes a las 8:30 horas de la mañana, hora que acudieron los seis trabajadores para limpiar los restos de cava del día anterior, ya les esperaban en la puerta “30 madrugadores”, explica el dueño de la administración. Rafa, cuenta además, que tras la pausa del mediodía, ocurrió lo mismo, les esperaban en la puerta unas 60 personas más. Es tal la demanda registrada durante estos dos días, que a partir del jueves tienen previsto abrir durante el mediodía.

La suerte que registra esta administración es vertiginosa. En 2009 tuvo diez décimos del quinto premio en su ventanilla y que nadie compró. En 2010, volvió a repartir un quinto premio pero fué en 2011 cuando se desató la locura cuando repartió dos quintos premios y el segundo íntegro.