Juegos Olímpicos 2012: plata para una España de oro

La selección de los hermanos Gasol, Calderón, Navarro y compañía jugaron el mejor partido de los Juegos frente a un EE.UU que no dejó de sufrir.

pau gasol contra EE.UU
Ximo Roselló
13/8/2012

España no consiguió el oro en la final olímpica de baloncesto pero obligó a EE.UU a dar lo mejor que tenían. Desde el primer segundo, Pau, Marc, Ibaka, Navarro y los demás no se contentaron en plantarle cara a los de LeBron y Bryant sino que fueron a por el partido, a por el oro, a por la historia, la cual llegaron a acariciar.

Y aunque no pudo ser, España demostró por qué es de las mejores selecciones de la historia del baloncesto. Una plata para un equipo que bien vale su peso en oro.

Navarro, que había estado más camuflado en los anteriores partidos, emergió para llevar al equipo a la gloria y en cuatro minutos ya había conseguido anotar 10 puntos. Sergio Rodríguez también hizo de las suyas. El base logró cuatro asistencias en pocos minutos y un triple suyo puso por delante al Dream Team español.

En el tercer cuarto apareció el mejor Pau anotando los diez primeros puntos y, a falta del último cuarto, el resultado estaba igualado.

Pero al final del partido, el desgaste de a los españoles permitió a EE.UU despegar en el marcador hasta llegar al resultado de 107-100. La final de Pekín se repetía en Londres cuatro años después pero con una diferencia. Esta vez, España pudo ganar.

Detalle de Scariolo
Un minuto es un mundo en el baloncesto y, a falta de 40 segundos para terminar el partido, España perdía por nueve puntos. El partido se había abierto en el último cuarto y a cada tanto de los españoles, los de Lebron y Kobe anotaban dos. El resultado estaba claro y Scariolo lo sabía.

Por ello tuvo un gesto hacia sus jugadores y dio esos 40 últimos segundos de la final a los que menos minutos habían disfrutado de los Juegos Olímpicos. Un regalo a todos los que merecieron la gloria. Ahora podrán decir aquello de “yo jugué una final olímpica contra EE.UU”. Una final de plata para una España de oro.