Investidura del Rey Guillermo: Todas las fotos de las mejor y peor vestidas de las casas reales europeas en Holanda

Una de las más criticadas ha sido la Princesa Letizia, que aunque estaba resplandeciente la noche anterior a la investidura, escogió un color poco apropiado

Investidura de Guillermo de Holanda Guillermo y Maxima Detalle
Ana Bort
1/5/2013

Holanda tiene a un nuevo Rey. Guillermo – Alejandro hizo ayer un doble juramento al lado de su esposa, Máxima, de lealtad a la Constitución y de fidelidad a su cargo. Los presentes en la Iglesia Nueva de Ámsterdam fueron testigos de una ceremonia de investidura emocionante en la que el nuevo monarca prometió proteger la libertad y los derechos de todos los ciudadanos del país.

Tras un ‘Bienvenido, Majestad’ que hizo emocionarse a los allí presentes, el nuevo Rey pudo salir a saludar a su pueblo, arremolinado a las puertas de la Iglesia Nueva.

Más allá de la ceremonia y de todo lo ocurrido, muchos ojos se centran en los atuendos escogidos por los invitados para asistir a todos los actos con los que se ha despedido a la ya princesa Beatriz y se ha dado la bienvenida a los reyes Guillermo y Máxima.

Una de las más criticadas ha sido la Princesa Letizia, que aunque estaba resplandeciente la noche anterior a la investidura, escogió un color poco apropiado. Tampoco acertó con el tocado de la ceremonia ni con el peinado de la cena de gala posterior.

Por su parte, Victoria de Suecia ha sido una de las más admiradas, con estilismos basados en el dorado, que resaltaban su figura.

Una de las más observadas ha sido la princesa Masako de Japón, que hizo una aparición breve en la ceremonia de investidura tras diez años sin hacer un viaje oficial debido a su depresión.

De la que también se ha hablado mucho y no por su presencia, sino por su ausencia, ha sido de la princesa Charlene de Mónaco, que no acompañó (sin comunicado oficial al respecto) a Alberto a los actos de Holanda.

Mette Marit de Noruega escogió atuendos primaverales y muy sueltos, lejos del protocolario recogimiento que han impregnado estos actos.

Pero la absoluta protagonista ha sido la reina Máxima de Holanda. Estuvo exultante, brillante y perfecta en la ceremonia de investidura, vestida de azul como sus hijas y como la princesa Beatriz y con una tiara y unos pendientes impresionantes.