Investidura del Rey Guillermo de Holanda: Fotos de los vestidos que ha lucido la Princesa de Asturias Doña Letizia

Doña Letizia ha apostado por tres Felipe Varela (uno repetido) para la Abdicación de la Reina Beatriz de Holanda que le han granjeado tanto críticas por sus tocados o su delgadez como elogios

Vestidos de la Princesa de Asturias Cena de Gala Detalle
Ana Bort
1/5/2013

Toda la expectación estaba centrada en cómo iba a ir cada uno de los actos de la Investidura del Rey Guillermo – Alejandro, pero desde España todos los aficionados a las casas reales estaban esperando la aparición de la Princesa de Asturias para valorar su atuendo en cada ocasión.

Los críticos de moda coinciden; Doña Letizia ha suspendido casi en cada una de sus apariciones. Para la cena de gala previa a la Investidura, la noche del 29 de abril, la Princesa escogió un Felipe Varela negro entallado, con cuerpo de encaje de chantilly y manga larga.

Llevó la tiara floral que Franco regaló a Doña Sofía en su boda y estaba resplandeciente, aunque muchos coincidieron en que el color negro no fue una buena elección y que resaltaba su extrema delgadez.

Para la ceremonia de Investidura, Doña Letizia dio mucho que hablar. No tanto por su vestido como por el tocado escogido, muy llamativo para una ceremonia en el que todas las invitadas apostaron por la sobriedad.

Doña Letizia llamó la atención con un recogido con pétalos de organza y plumas de María Nieto, que no terminó de encajar. Eso sí, iba muy elegante con un vestido de Varela de seda y tul titanio, con birdado de microperlas, acero y cristal, cuerpo de encaje y cuello redondo.

Por la noche, para la cena de gala de despedida, en la que Guillermo – Alejandro y Máxima ya acudían como Reyes de Holanda, Doña Letizia prefirió repetir vestido.

Se trata de un vestido de Varela azul noche con un tirante cruzado, de seda y muselina, que ya lució en la cena del 60 cumpleaños del Príncipe Carlos de Inglaterra y en su cena de aniversario posterior.

Además, debido al viento que hacía por la noche el pelo de Doña Letizia no le hizo tener una entrada elegante, ya que tenía la melena bastante alborotada.