Intolerancia a la lactosa ¿Qué comer?

La intolerancia a la lactosa es muy común entre nuestra población, al contrario que en otras regiones, como por ejemplo, los países nórdicos ¿Qué es? ¿En qué se diferencia de la alergia a la lactosa?¿Qué síntomas produce?

intolerancia lactosa-gentevalencia
Mireyalazaro
24/12/2015

En España, cerca de un 34% de la población tiene algún grado de intolerancia a la lactosa. Es más común en los países Mediterráneos que en los del norte de Europa, sobretodo debido a la dieta.

Los intolerantes a la lactosa tienen que cambiar de algún modo, su dieta,  y cuando hablamos de intolerancia cada persona es un mundo. Algunos toleran la sustancia en más medida que otros, por lo que tienen que descubrir exactamente hasta dónde pueden llegar cuando se trata de comer alimentos con lactosa.

Ahora, con la cercanía de las fiestas navideñas, los que son intolerantes a la lactosa deben de tener especial cuidado, pues al ir a comer a casa de algún familiar o amigo esos grandes banquetes con diversidad de platos, deben analizar cada uno de ellos para no pasar un mal rato.

Pero antes de meternos de lleno en el tipo de alimentos que producen esta intolerancia y los que ayudan a sobrellevarla, empecemos desde cero.

¿Qué es la lactosa?

Se trata de un azúcar que no solamente  se encuentra en la leche o en los productos lácteos, sino que alimentos como los embutidos, el pan de molde, las carnes procesadas, patés, margarinas, salsas, sopas instantáneas, fiambres, pescados en conserva, cereales enriquecidos, bollería, gominolas e incluso, algunos medicamentos, son alimentos susceptibles de contener lactosa.

¿Cómo se desarrolla la intolerancia?

La intolerancia más común es la llamada transitoria o secundaria, aunque también puede aparecer en los genes. Si se da el segundo caso, la intolerancia suele ser detectada alrededor de los 2 años de edad. La intolerancia se da cuando no se digiere bien la lactosa. El organismo no produce la suficiente lactasa, una enzima, que se encarga del metabolismo de la lactosa, y se descompone en azúcares más simples (glucosa y galactosa) y de más fácil absorción.

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas, que aparecen entre 30 minutos y 3 horas después de haber ingerido alimentos con lactosa, puede producir dolor de tripa, retortijones, gases, diarrea. Todo depende del grado de lactosa presente en el alimento ingerido.

¿La intolerancia a la lactosa es lo mismo que la alergia a la lactosa?

No, no es lo mismo. Mientras que la intolerancia se produce por un trastorno enzimático, la alergia es hacia una proteína de la leche de vaca, la caseina. La alergia puede dañar la mucosa intestinal, pocos minutos después de haber consumido la leche. Con alergia está terminantemente prohibido consumir leche.

Si uno sospecha que puede ser intolerante a la lactosa, es importante no autodiagnosticarse y acudir a un especialista que nos haga las pruebas pertinentes y determine el grado de intolerancia que tenemos. Una vez esté claro el tipo de alergia, el alergólodo podrá establecer la dieta adecuada para nuestro grado de intolerancia.

¿Qué alimentos come un intolerante a la lactosa?

Por supuesto, todo depende del grado de intolerancia, pero uno no tiene por qué abandonar los lácteos. Aprendiendo a leer correctamente el etiquetado de los alimentos, hoy se pueden encontrar en el mercado productos de todo tipo sin lactosa, los cuales es importante consumir, porque aunque no tengan lactosa, siguen teniendo el calcio que necesitamos para cuidar nuestros huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis, además de contener vitaminas varias.

Otros alimentos que contienen mucho calcio son las nueces, almendras, sardinas, garbanzos, la yema de huevo… Algunos optan por sustituir la leche por soja,  o leche de avena o almendras. Complementos nutricionales y salir a tomar el sol son otras formas de compensar y tomar las vitaminas que necesitamos.
Es recomendable también prestar atención al etiquetado de los medicamentos, pues alrededor del 20% pueden contener lactosa como excipiente. Evitar las bebidas carbonatadas es una buena estrategia, pues dificultan la absorción del calcio.