Huracán Sandy: Más de un centenar de muertos y 20.000 millones de dólares en pérdidas

Más de sesenta millones de personas se han visto afectadas por este huracán que se convirtió en tormenta tropical al llegar a tierra y más de ocho millones de personas están sin luz en la costa Este

sandy 04
Ana Bort
31/10/2012

Sandy dejó a su paso destrucción y muerte. Ha causado más de un centenar muertes, ha provocado que millones de personas estén sin suministro eléctrico y ha inundado miles de calles, túneles e instalaciones de metro. En su paso desde Cuba, Haití y Bahamas hasta llegar a Estados Unidos ha colapsado medios de transporte, vuelos, carreteras, negocios e incluso la Bolsa, que no suspendía su cotización desde los atentados del 11 de septiembre.

En Estados Unidos han sido 43 las personas fallecidas. En un comunicado distribuido en la madrugada de ayer, la Casa Blanca ha declarado zona catastrófica las áreas de Nueva York y Nueva Jersey.

Más de sesenta millones de personas se han visto afectadas por este huracán que se convirtió en tormenta tropical al llegar a tierra y más de ocho millones de personas están sin luz en la costa Este.

Aunque el temporal fue el lunes, el martes por la noche aún había fuertes vientos de hasta 90 kilómetros por hora, acompañados por lluvia y nieve desde Nueva York y hasta el lago Michigan, por lo que el presidente de EEUU Barack Obama apuntó que aún existe riesgo de inundaciones y de más cortes de luz. Obama hizo un llamamiento a la solidaridad vecinal y en la comunidad y pidió que todos arrimaran el hombro, sobre todo para ayudar a los más ancianos.

El presidente, que ha cancelado sus actos de campaña desde el lunes, pidió a las administraciones que se saltaran la burocracia para acelerar las ayudas. Durante el día de hoy, Obama visitará las zonas más devastadas de Nueva Jersey.

La zona baja de Manhattan ha sido la más afectada por las inundaciones debido a la inusitada crecida del nivel de agua. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, apuntó que se habían registrado durante la noche del lunes 23 incendios graves y que se había perdido casi un centenar de casas en Queens.

Su objetivo prioritario es restablecer el servicio de metro neoyorkino, que estará cerrado aún varios días y que da servicio a quince millones de personas cada día, conectando la gran ciudad con Connecticut o Nueva Jersey.

Aún así, poco a poco se está volviendo a la normalidad. El servicio de autobuses de Nueva York se ha puesto ya en marcha y el servicio de ferry que une Nueva Jersey con el World Financial Center volverá a funcionar hoy mismo, así como la Volsa de Nueva York.

Para poder informar con detalle a la población, tanto The New York Times como The Wall Street Journal han levantado el pago de sus webs durante unos días en las noticias relacionadas con la tormenta.

Más de quince mil vuelos han sido cancelados y hoy quinientos continúan suspendidos, aunque los aeropuertos JFK y Newark reanudarán hoy su actividad de forma escalonada. Por su parte, el ferrocarril también volverá a funcionar en algunas de sus rutas durante el miércoles.

Tres reactores nucleares de los dos estados afectados fueron desconectadas y la central de Oyster Creek entró ayer en alerta después de que el agua subiera dos metros por encima del nivel del mar.

Se calcula que la tormenta ha provocado daños que sobrepasarán los 20.000 millones de dólares y entre 10.000 y 30.000 millones en pérdidas para los negocios.