Francisco Camps y Carlos Fabra rendirán cuentas ante el Tribunal Supremo y la Audiencia

Cinco jueces del Tribunal Supremo examinarán si fue justa la absolución de Camps por el caso de los trajes y Carlos Fabra espera la fecha para que se le juzgue por delitos de tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal

francisco camps y carlos fabra rendiran cuentas con la justicia
Ana Bort
22/3/2013

Cinco jueces pertenecientes al Tribunal Supremo examinarán el próximo 9 de abril a puerta cerrada si la absolución de Francisco Camps, expresidente de la Generalitat, fue justa en el caso de los trajes.

Camps fue examinado por un juzgado popular que con un resultado de cinco votos contra cuatro dictaminó que había sido inocente de la causa que le implicaba en la trama corrupta del caso Gürtel.

El Tribunal Supremo podrá hacer tres cosas; o reafirmarse en la decisión tomada por el juzgado popular, repetir el juicio o emitir una sentencia que le condene.

Parece ser que el jurado popular obvió algunas pruebas incriminatorias que fueron llevadas hasta el juzgado por los fiscales Anticorrupción y el abogado de los socialistas valencianos.

Durante el juicio los acusados (Francisco Camps y Ricardo Costa) se mantuvieron muy callados e incluso intentaron negar los hechos, a pesar del testimonio de José Tomás, el sastre de Camps, que junto con Isabel Jordán aseguro que Camps era el destinatario de una veintena de trajes y prendas de Milano y Forever Young por las que no pagó un euro.

Por otra parte, el juzgado número 1 de Nules (Castellón) ha dictado el auto para la apertura de juicio oral contra el expresidente del PP de Castellón y expresidente de la Diputación de esa provincia Carlos Fabra por delitos de tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal.

Con este auto las partes implicadas tienen diez días para que se confirmen o cambien los textos de acusación y fijen la fecha para que se celebre el juicio.

Tanto la Fiscalía Anticorrupción como acusación popular piden para Carlos Fabra entre quince y veinte años de cárcel. Hace casi diez años que se destapó el caso y este paso es esencial para que Carlos Fabra se siente en el banquillo.