Ford creará 30.000 puestos de trabajo, debido a la fabricación del modelo C-Max en Almussafes

La ciudad de Almussafes en la Comunidad Valenciana será la encargada de fabricar las tres nuevas versiones del monovolumen C-Max. Un modelo híbrido y otro híbrido enchufable, destinados al mercado europeo, y una versión convencional de siete plazas, que se convertirá en el primer automóvil fabricado en España para exportarlo desde Valencia a Estados Unidos, […]

neivamara
10/5/2010

La ciudad de Almussafes en la Comunidad Valenciana será la encargada de fabricar las tres nuevas versiones del monovolumen C-Max. Un modelo híbrido y otro híbrido enchufable, destinados al mercado europeo, y una versión convencional de siete plazas, que se convertirá en el primer automóvil fabricado en España para exportarlo desde Valencia a Estados Unidos, a partir de 2010.

Durante la presentación del C-Max en España en un acto en Valencia, al que acudieron el presidente de la Generalitat Francisco Camps y la alcaldesa Rita Barberá, el presidente de Ford Europa señaló que la empresa invertirá 384,7 millones de euros en la planta de Almussafes, entre 2009 y 2013, de los que 230,7 millones se concentrarán en el C-Max y unos 27 millones en los híbridos que se han anunciado hoy.

Estos vehículos híbridos se suman al objetivo de Ford de lanzar un total de cinco modelos de batería eléctrica e híbridos para 2013, que servirá para reforzar su compromiso con el medio ambiente y sus clientes, ofreciéndoles un ahorro en combustible y  una disminución de las emisiones de dióxido de carbono.

Los modelos de este segmento se venderán en más de 120 mercados, supondrán una producción de más de dos millones de unidades al año, lo que le garantizará a la comunidad unos 30.000 puestos de trabajo.