Final de Champions 2001: 11 años del penalti de Pellegrino

Hoy 23 de Mayo de 2012, se cumplen 11 años de la segunda final de Champions en la historia del Valencia. Recuérdela con el reportaje de la final.

cañizares final de champions
editor
23/5/2012

Hoy 23 de Mayo de 2012, se cumplen 11 años de la segunda final de Champions en la historia del Valencia, aquella que se perdió en la tanda de penaltis ante el Bayern de Múnich en el estadio de Giuseppe Meazza.

La final de Milán, fue la segunda final de la máxima competición europea de clubs consecutiva que se le escapó al Valencia de Héctor Cúper.

El año anterior la perdió por 3 goles a 0 ante el Real Madrid, el conjunto ché afrontaba como favorito su primera final en la competición. Las casas de apuestas valoraron mejor al conjunto de Aimar y compañia  por su espectacular juego desplegado en las dos fases previas y posteriores eliminatorias, pero la verdad es que la falta de experriencia en este tipo de partidos le jugó una mala pasada al Valencia.

El Valencia, era el equipo favorito de los aficionados europeos, supo renacer de sus cenizas y tras perder en París y clasificarse de nuevo, dominó el  primer grupo de clasificación del cuál consiguió 13 puntos y superó al Olimipique De Lyon.

EL segundo grupo – entonces se jugaban dos liguillas- se antojaba más difícil, pero el Valencia volvió a quedar líder, esta vez por encima del poderoso Manchester United, lo que le suponía ser cabeza de serie en el sorteo de cuartos.

El Valencia debió eliminar a dos equipos ingleses para alcanzar la final, primero fue el Arsenal de Arsene Wenger quién cayó eliminado gracias al gol de cabeza de John Carew en Mestalla, partido que ganamos por 1-0 y empatamos la eliminatoria y gracias al gol conseguido en el estadio londinense- cuyo valor en caso de empate cuanta doble-, nos clasificamos para la semifinal.

En la Semifinal esperaba el Leeds United, tras un empate a 0 en la ida, todo quedaba por decidir en Mestalla, uno de los mejores partidos en la historia de Juan Sánchez, hizo que el Valencia ganara 3 -0 ante una afición entregada por conseguir el sueño de la final de Milán, la segunda en dos años, esta vez íbamos mejor preparados que París.

El equipo alemán por su parte, venía de ganar al vigente campeón y verdugo del Valencia en la edición anterior en semifinales. El histórico equipo de Munich, ganador de tres copas de Europa, también tenía sed de venganza tras perder de manera dolorosímia dos campañas antes en Barcelona en los tres últimos minutos ante el Manchester United.

Una final ante los dos últimos perdedores de las ediciones anteriores, una  final con los porteros más forma del momento, Oliver Kahn y Santiago Cañizares.

Al Valencia se le puso de cara el partido, y el minuto 2 Gaizka Mendieta adelanto a los murciélagos al transformar de forma magistral un penalti que le habían cometido a el mismo, el Valencia se hechó atrás y supo aguantar al ordenado equipo germano hasta que el minuto 51 el colegiado pitó un penalti que Effenberg transformó en el empate del partido.

El Valencia tuvo sus oportunidades, pero lo cierto es que no pudo materializaras y así se llego a la prorroga y posteriormente a los penaltis.

El Valencia empezó de nuevo liderando la final gracias al penalti convertido por Gaizka Mendieta, John Carew mantenía la ventaja pero un error de Zahovic vuelve a equilibrar las cosas.

Cañizares para el tercer lanzamiento del equipo aleman y Carboni tiene la presión de volver adelantar al Valencia, el italiano le pega bien pero la manda al larguero, el resto de la tanda de penaltis es de sobra recordada por todos los valencianistas sobretodo el recuerdo del sexto penalti, aquel que Mauricio Pellegrino -actual entrenador del Valencia- tuvo la valentía de tirar, el resultado una parada de Kahn que hizo enloquecer a los alemanes y entristeció a todos los valencianos.