Fernando Gómez Colomer y Javier Gómez: Tensión en el Valencia C.F.

El ex director deportivo del Valencia C.F., Fernando Gómez Colomer y el actual vicepresidente, Javier Gómez  cruzaron unas duras acusaciones durante el día de ayer. El primero en levantar el dedo acusador fue el ex capitán valencianista una vez cobrado su goloso finiquito, el mismo día en que se hacía publico el fichaje de Soldado […]

neivamara
10/6/2010

El ex director deportivo del Valencia C.F., Fernando Gómez Colomer y el actual vicepresidente, Javier Gómez  cruzaron unas duras acusaciones durante el día de ayer.


El primero en levantar el dedo acusador fue el ex capitán valencianista una vez cobrado su goloso finiquito, el mismo día en que se hacía publico el fichaje de Soldado por la entidad Valencianista, robando así el protagonismo a la futura estrella che.

El legendario jugador, con más de 500 partidos y más de 100 goles, ha estado unido a este club toda la vida, pero ahora los tiempos han cambiado. Ayer por la tarde aseguraba que algo raro estaba pasando en la entidad, afirmó que no contaban con él, que actuaban a sus espaldas.

Concretamente hablo que se hicieron mal las cosas en el caso de las renovaciones de las personas que se les acababa el contrato.

En el caso de Baraja, que afirmaba que aunque estaba conforme de prescindir de él, no se mantuvieron las formas, que era partidario de comunicárselo antes, pero como buen subordinado que es obedecía órdenes de Llorente. Lo curioso del caso es que las órdenes eran tratar todos estos temas a final de temporada, en cambio se renovó a César en abril sin el saberlo y no se hizo público hasta finales de mayo, enterándose por otros medios.

Fernando concluyo aportando que a Llorente  “no le apetece tener gente alrededor con personalidad, carácter y que le diga que no”.

Javier Gómez, respondió  a estas palabras diciendo que en un principio se dijo de amortizar un sueldo , pero en realidad su despido, aparte de la situación económica del club, se debe a que Fernando no esta implicado, no viajaba y no veía a los jugadores que fichaba y que “no cumplía con  las funciones propias de su responsabilidad y remuneración».