España se queja por un documental de la BBC que pone a la Comunitat como ejemplo de despilfarro

La embajada española en Londres, dirigida por Federico Trillo, ha mandado una nota a la dirección del programa de la BBC en la que se expresa el malestar por el contenido parcial del reportaje, donde se reflejan las debilidades económicas pero no las fortalezas de España

embajada londres se queja del documental que pone a la comunitat como ejemplo de despilfarro
Ana Bort
19/12/2012

Teniendo en cuenta que el turismo británico supone un 38% de los visitantes extranjeros a la Comunitat Valenciana y que quince de cada cien ingleses que vienen a España eligen esa autonomía como destino, la difusión en la BBC en horario de máxima audiencia del documental ‘El crack español’ en el que se muestra a la Comunitat como ejemplo de los efectos de la crisis económica no ha gustado a la Embajada española en Londres.

Tanto es así que según el diario ABC la representación española en Reino Unido dirigida por Federico Trillo ha elevado una queja al editor de economía del programa ‘This World’ de la BBC, Paul Mason, en el que se le insta que eleve la queja a sus superiores. En esta nota se expresa el malestar por el contenido parcial del reportaje, en el que se reflejan las debilidades económicas pero no las fortalezas de España.

El número de turistas extranjeros ha descendido de forma paulatina durante los últimos cinco meses, por lo que la Generalitat ha puesto en marcha una campaña a través de la oficina de Turismo en Londres con comunicados a agencias de viaje, touroperadores y medios de comunicación para intentar aumentar el flujo de visitantes durante la Navidad.

En el documental se habla de la Comunitat como un ejemplo de políticas de despilfarro y mal uso de los fondos públicos, unas declaraciones que han provocado malestar entre las instancias políticas y empresariales valencianas. La difusión de un contenido de estas características en horario de máxima audiencia en la cadena con mayor prestigio de la televisión británica puede provocar profundos daños en el turismo extranjero que podría venir a España.