Encierros San Fermín 2013: Ver vídeo de las cornadas del viernes 12 de julio

El sexto encierro rompe la racha histórica de San Fermín 2013 de cinco encierros sin ningún herido, y deja cuatro corneados. Un encierro en el que se han vivido momentos muy angustiosos cuando un toros se ha rezagado y ha arremetido contra los mozos.

encierro12julio
Mireya Lázaro
12/7/2013

Tras cinco días sin tener que lamentar ningún herido por asta de toro, durante el encierro de hoy, 12 de julio, se han vivido momentos realmente peligrosos y angustiosos donde cuatros mozos han sido corneados.

Este larguísimo sexto encierro se ha caracterizado por ser violento y muy complicado, a la rapidez de los astados se ha sumado un toro suelto y descontrolado.

El primer morlaco que ha causado peligro ha sido un toro castaño que desde el inicio se ha lanzado a la carrera mucho más veloz que el resto del grupo. El animal se ha llevado por delante a todo aquel que se pusiera en su camino, y en el tramo de Telefónica se ha cobrado su primera víctima. Un joven de 20 años norteamericano que ha recibido una aparatosa cornada en el costado izquierdo.

Sin embargo, el animal que ha causado los momentos más angustiosos ha sido un toro negro rezagado que se ha ensañado a la altura de Estafeta contra un mozo caído en el suelo. El del Pilar ha comenzado a lanzar cornadas durante más de medio minuto hasta que el resto de mozos han conseguido arrastrar al corredor lejos del astado. Se trata de un joven de Castellón, ha recibido tres heridas por asta, dos en la ingle derecha y una en la pierna izquierda.

La última víctima de este morlaco desbocado, un vecino de Barcelona, ha sido justo cuando se encontraba ya en la entrada a la plaza de toros, cuando un corredor se ha encontrado al animal de frente y ha recibido dos heridas en el brazo derecho.

El balance final ha sido de cuatros corneados, uno de ellos únicamente una puntada, y tres heridos por traumatismos, según han informado los servicios de Emergencias de Pamplona.

Este sexto encierro ha sido el más largo de los sanfermines 2013 al sumar 4 minutos y 57 segundos, rompiendo así la racha histórica que hasta ahora se había dado con cinco jornadas sin ningún herido grave por asta de toro.