Empresas extranjeras muestran su interés por plantar marihuana en Uruguay

Debido a la legalización de la marihuana en ese país, numerosas empresas se han ofrecido a plantar allí, entre ellas algunas españolas.

uruguay
Rodrigo Cortiña
8/8/2013

Varias compañías y profesionales extranjeros han mostrado su interés en producir marihuana en Uruguay si el Senado ratifica la legalización de lesa droga, según informó una fuente oficial.

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, explicó que esas personas, algunos de ellos uruguayos que viven en el extranjero, proceden de España. Holanda, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos o Israel.

Según Calzada, los interesados no sólo quieren producir la droga a nivel recreativo, sino que estarían más interesados en el cultivo de cannabis terapéutico.

Serán compañías “de mediano porte”, con “especialización de la mano de obra” y que cumplan con las “condiciones normales que el Estado le pone a cualquier empresa”, como que estén al día de sus impuestos y que estén registradas.

Es indispensable acreditar conocimiento sobre los “el sector agrícola, concretamente el de la marihuana” y conocer bien el detalle para conseguir plantas hembra, que los las aptas para el consumo.

“Se van a tener que licitar seguramente entre veinte y cuarenta licencias” para que controlen “entre 20 y 40 hectáreas” de las 17 millones cultivables de Uruguay y deberán producir “entre 20 y 22 toneladas al año” estimadas para abastecer al mercado, sin tener en cuenta a las empresas que producirán para usos terapéuticos.

Sobre los clubes de consumidores especificó que funcionarán como “asociaciones civiles” o “cooperativas”, podrán tener entre 15 y 45 miembros, estarán registrados y deberán cumplir “las condiciones generales de la ley plantea”.

Para Calzada la marihuana legal va a superar a la de los cárteles de droga en venta porque ofrecerá al usuario tres aspectos que no puede ofrecer la ilegal: calidad, precio y seguridad, además de que reportará beneficios en forma de impuestos para el Estado.