El Valencia CF siempre ha acabado ganando el título cuando ha jugado en campo neutral

Ésta es, sin duda, una estadística que conduce al optimismo. Después de jugar ayer en Nicosia contra el Dinamo de Kiev, el Valencia buscará cerrar la eliminatoria en Mestalla y seguir avanzando hacía el título, para no romper la estadística.

940444_w2
Carlos Cuevas
21/2/2014

El Valencia, que ayer jugó la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League frente el Dinamo de Kiev en Nicosia (Chipre), ha ganado el título en las dos ocasiones en las que ha jugado en campo neutral (sin contar las finales) en competición europea hasta el momento.

El partido se jugó en el GSP Stadium de Nicosia, Chipre, después de que la UEFA decidiera cambiar de sede tras los enfrentamientos en la capital ucraniana. La decisión se tomó después de que el Gobierno de Ucrania decretara para ayer jueves día de “duelo nacional”, suspendiendo de esta forma todo tipo de espectáculo de entretenimiento y deportivo.

La primera vez en la que el Valencia tuvo que disputar un partido en terreno neutral fue en la temporada 1962-1963, ante el Dunfernline escocés, en la segunda ronda de la Copa de Ferias.

El Valencia, tras imponerse por 4-0 en Mestalla, perdió en la vuelta por 6-2 y tuvo que disputarse un tercer partido, para desempatar, que se jugó en Lisboa y en la que el conjunto español se impuso por 1-0, con gol de Mestre. Tras superar esa ronda, el Valencia acabaría llegando a la final, en la que se impuso al Dinamo de Zagreb por 2-0 en la final y revalidaría el título conseguido un año antes.

La segunda ocasión en la que el equipo “che” tuvo que jugar en terreno neutral llegó en la campaña 2003-2004, en la que el equipo valenciano viajó a Rotterdam para enfrentarse al Maccabi Haifa, en la vuelta de la segunda ronda de la Copa de la UEFA.

El partido debía disputarse en Turquía, debido a que por aquel entonces los equipos israelíes tenían vetado jugar en su país en competición europea, pero finalmente se trasladó el choque a la ciudad holandesa a causa del atentado en Estambul que dejó veinticinco víctimas mortales y más de cuatrocientos heridos.

En aquel duelo, el club de Mestalla arrolló al Maccabi por 4-0 con tantos de Mista, Baraja, Albelda y Angulo, y acabó alzando la Copa tras derrotar en la final al Olympique de Marsella (2-0). El Valencia registró en aquella temporada su mejor actuación histórica, al unir a la consecución de la Copa de la UEFA el triunfo en la Liga española.