El Touch ID del iPhone 5S no podrá ser utilizado con dedos de cadáveres

Para desbloquear el iPhone, la lectura de huella dactilar tiene que realizarse sí o sí desde un dedo vivo.

touch id
Rodrigo Cortiña
17/9/2013

Una de las cosas más novedosas de la presentación de Apple ha sido el Touch ID, el sensor táctil incluido en el iPhone 5S.

Y aunque es una excelente manera de garantizar el bloqueo del teléfono y que este sea activado por gente que no debería, casos como el robo de los Mercedes S-Class en Malasia, que también contaban con un detector de huellas y que acabaron con ladrones cortándoles el dedo a los dueños del coche, alarmaron a varias voces.

Sin embargo, una empresa especializada en desarrollar este tipo de sensores afirmó que los sensores biométricos no funcionan con “dedos muertos”.

Según esta empresa de seguridad, los sensores biométricos, como el del iPhone 5S utilizan las frecuencias del radio de escaneo para detectar las capas sub-epidérmicas de la piel. Esta dinámica exige que el propietario del dedo tenga que estar vivo.

“El sensor capacitivo RF se basa en que la imagen (de la huella) tiene que ser tomada desde un dedo vivo”, ha dicho a Mashable Sebastien Taveau, director de Validity Sensors, una empresa dedicada al desarrollo de esta tecnología.

Según el directivo: “Nadie en la biometría quiere hablar de los dedos cortados y cadáveres , pero al final del día nos han pedido que se quiten los temores a los consumidores y asegurarles de que entiendan que (un dedo cortado) no va a funcionar”.

Gracias a este sensor, los usuarios del iPhone 5S podrán desbloquear el dispositivo y poder realizar compras a través de la iTunes, la App Store o la iBooks sin necesidad de usar una contraseña.