El sumario revela que Rosario Porto asesinó a Asunta Basterra asfixiándola

El sumario confirma que fue la madre quien asesinó a Asunta en la casa de Teo y luego la abandonó en la pista de Caheiras. La niña murió por asfixia mecánica con un objeto que podría ser un pañuelo.

asunta-basterra-mjg
Teresa Gandia
20/11/2013

Rosario Porto asesinó a su hija adoptiva Asunta Basterra. Esta es la conclusión del sumario que levantará hoy en juez instructor, José Antonio Vázquez Taín y que repartirá a todas las partes personadas.

Según informa ‘La Voz de Galicia’, la madre mató supuestamente a la niña de 12 años en la casa familiar de Teo. Asunta ingirió una dosis de Orfidal después de comer y se fue con su madre a la casa de Teo. Allí esperó a que la niña se durmiera para asfixiarla con un objeto no identificado que podría ser un pañuelo que los investigadores ya han analizado.

La Guardia Civil ha constatado y se ha reflejado en el sumario que el padre de la niña, Alfonso Basterra, comió junto a su ex mujer y su hija el sábado 21 de septiembre y después Asunta y su madre se marcharon por separado.

Las grabaciones de las cámaras han demostrado que es Asunta la que primero abandona la comida y camina en dirección a su casa sin ningún signo de que estuviese bajo los efectos del sedante. La instrucción considera que fue en el domicilio del padre donde Asunta ingirió el Orfidal, una dosis muy elevada que podría haberle provocado un gran aturdimiento.

Las imágenes de las cámaras muestran como poco después es la madre quien abandona la comida y pasadas las seis de la tarde las dos abandonan el piso de la calle Doctor Teixeiro y se marchan en el coche de Rosario. Las cámaras muestran como Asunta va sentada en el asiento del copiloto y es su madre quien conduce el vehículo.

Hacia las 18:30 llegan a la casa de Teo donde presuntamente se produce el asesinato aunque el sumario no refleja la hora exacta, pero se estima que pudo producirse pasadas las 19:00 horas, por asfixia mecánica.

Según las investigaciones, una vez había anochecido, Rosario metió el cuerpo de su hija en el coche con la intención de abandonarla en la pista forestal de Caheiras donde el domingo siguiente fue encontrada por dos vecinos de la localidad.

Todas las investigaciones que se realizaron permanecieron en secreto de sumario desde el primer momento, a pesar de que la defensa se oponía.

Los padres de Asunta permanecen en la cárcel de Teixeiro en prisión provisional, imputados por un delito de asesinato. La Fiscalía elevó de homicidio a asesinato al entender que existen agravantes de alevosía y parentesco.