El Refugio municipal de animales está saturado y no puede adoptar a más perros y gatos abandonados

Lo único que pueden atender, por razones obvias, es a animales que han sido atropellados, heridos o con embarazo y que son considerados casos urgentes. En la protectora cuentan ya con 300 perros y 200 gatos y no pueden acoger más ya que no estarían en condiciones adecuadas de espacio y cuidado

el refugio municipal de animales de valencia esta saturado y no puede adoptar a mas animales
Ana Bort
24/7/2013

La llegada del verano hace temblar a las protectoras de animales, porque muchas familias deciden abandonar a sus mascotas a su suerte, demostrando el poco amor y respeto que sienten por los seres vivos que solo les han dado cariño y compañía.

El abandono de perros en estas fechas es tal que desde el refugio municipal de Valencia, situado en Benimàmet, han apuntado que se encuentran saturados al máximo, sin posibilidad de poder acoger a más animales abandonados.

Lo único que pueden atender, por razones obvias, es a animales que han sido atropellados, heridos o con embarazo y que son considerados casos urgentes. En la protectora cuentan ya con 300 perros y 200 gatos y no pueden acoger más ya que no estarían en condiciones adecuadas de espacio y cuidado.

La falta de medios por los recortes también ha afectado al refugio municipal, por lo que están encantados de recibir a voluntarios que quieran mostrar su solidaridad trabajando en las instalaciones o paseando a perros, tareas muy necesarias para asegurar su bienestar.

Una de las soluciones para poder descongestionar la protectora son las acogidas temporales o las adopciones. Aunque no es un buen momento, ya que mucha gente se marcha de vacaciones, desde la protectora hacen un llamamiento a la ciudadanía para apelar a su solidaridad.

Una muy mala noticia que muestra cómo hay quien es capaz de adoptar un perro en un momento determinado sin pensar que es un ser vivo que merece todo el cariño, respeto y amor posible y que no debe ser tratado como un objeto desechable, desbordando a los refugios de animales en periodo estival.