El nuevo Valencia de Pizzi

Descubre cuales son las líneas matríces en las que está trabajando Juan Antonio Pizzi para hacer del Valencia un equipo campeón.

pi
Salva Arlandis
5/1/2014

El derbi entre el Valencia y el Levante acabó con una merecida victoria de los locales por 2-0. El partido nos dejo unas pistas del estilo de juego que quiere implantar Juan Antonio Pizzi en el Valencia. Aunque todavía es pronto para vislumbrar cual será la forma de jugar del nuevo Valencia que está confeccionando el preparador argentino, se pudieron apreciar rasgos diferenciadores.

Intensidad.

El Valencia siguió en la linea del partido ante el Real Madrid y fue un equipo intenso. La vivacidad que ha inculcado Richino, preparador físico, en los entrenamientos en Paterna ha dado sus frutos. Ayer se vio sobre el césped de Mestalla lo que tanto tiempo viene pidiendo la afición: un equipo que muerda al rival y no le haga sentirse cómodo en ningún momento del partido.

Juego por bandas.

Pizzi lleva cerca de un mes estudiando al Valencia y se ha dado cuenta que con los jugadores de la actual plantilla jugar al toque y por el centro es un suicidio. Parejo adquirió un rol protagonista, el mediocentro fue la cabeza del Valencia. La mayoría de jugadas nacían de sus botas. La combinación más repetida fue un pase corto de los centrales y este hacía una apertura a banda.

Los extremos recuperaron el protagonismo perdido con Djuckic, quien prefería volcar el juego por el centro. Piatti y Feghouli se mostraron muy activos durante el partido. También tuvieron un movimiento fetiche; tirar una diagonal hacía el centro dejando todo el carril libre para las incorporaciones de Bernat y Barragán.

Llegada en ataque.

La mayoría de los centros fueron colgados a la área por los laterales, en ellos se observo una constante: la zona de remate estaba superpoblada por jugadores del Valencia. Hasta cuatro jugadores buscaban el remate. También es cierto que el Valencia jugó la mayor parte del encuentro en el campo del Levante lo que facilitó las llegadas de segunda línea.

Por su parte, Helder Postiga sigue reñido con el gol. Al atacante portugués no le están saliendo bien las cosas. En el partido tuvo una  clara ocasión para romper con su sequía goleadora. Bernat le puso un centro medido que el ariete envió fuera cuando era más fácil conseguir el tanto. El delantero está careciendo de anticipación, los defensas suelen llegar antes a los balones que él.