El hijo de José Ortega Cano, José Fernando, es enviado prisión sin fianza: Ver foto y vídeo

El joven y los otros dos detenidos han sido acusados de agresión, robo, destrucción de propiedad privada, delito contra la seguridad vial y pertenencia a banda organizada

josefernando
Mireya Lázaro
15/11/2013

Tras ser detenido ayer el hijo de Ortega Cano, José Fernando, junto con otros dos jóvenes, el juez de Instrucción número 12 de Sevilla ha ordenado su ingreso en prisión sin fianza.

Los jóvenes han sido detenidos por una supuesta agresión a un hombre, así como el posterior robo de su coche en un club nocturno llamado ‘El Rey 2000′, situado en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta. Además también han sido acusados de destrucción de la propiedad privada, delito contra la seguridad vial y pertenencia a banda organizada, según han informado fuentes judiciales.

Y es que al parecer los jóvenes mantuvieron una discusión con la víctima en el interior del local que se habría saldado con la agresión a este una vez fuera del establecimiento.

Tras esto robaron los móviles, la cartera y las llaves de casa y del coche y se dieron a la fuga con el vehículo del denunciante. Este fue hallado por la Guardia Civil dos días más tarde volcado y quemado en la carretera de un municipio cercano.

Ayer ya se pudo ver como trasladaban al hijo de Ortega Cano desde los juzgados de Prado de San Sebastián a la cárcel de Sevilla.

detenido

Por el momento la investigación continúa abierta y no se descarta la detención de dos personas más supuestamente implicadas en los hechos.

En su declaración, José Fernando no negó en ningún momento lo ocurrido y reconoció su autoría, aunque afirmo haber actuado bajo los efectos de sustancias estupefacientes. Además, también habría incurrido en una serie de contradicciones al negar la quema del vehículo robado, mientras que los otros dos detenidos si habría reconocido la agresión, pero no el robo.

El hijo de la fallecida Rocío Jurado permaneció solo en todo momento, únicamente le acompañaba su abogado, con el que según la publicación Vanitatis mantuvo una fuerte discusión.

La fiscalía podría pedir tanto para el joven como para sus ‘compinches’ entre cinco y ocho años de cárcel.

Por su parte, Ortega Cano tuvo que ser atendido por los sanitarios tras mantener una tensa conversación telefónica con su hijo que le provocó fuertes taquicardias en el pecho, hecho que preocupó a su entorno puesto que el diestro sufre del corazón desde hace unos años.