El héroe olvidado

Mamadou Yacouba Keita habría pasado como un inmigrante más que llegó a la Comunidad Valenciana desde África para buscarse la vida, de no haber sido por la heroicidad que le costó la vida hace doce días. Keita vio como un niño de 8 años, hijo de un matrimonio amigo, se ahogaba en la presa de […]

neivamara
21/7/2010

Mamadou Yacouba Keita habría pasado como un inmigrante más que llegó a la Comunidad Valenciana desde África para buscarse la vida, de no haber sido por la heroicidad que le costó la vida hace doce días.

Keita vio como un niño de 8 años, hijo de un matrimonio amigo, se ahogaba en la presa de Manises y se lanzó a salvarle. Es cierto que las autoridades recomiendan simplemente avisar en estos casos, pues en ocasiones el ahogado se descontrola en la situación de ansiedad y puede hundir a su salvador, pero la zona no tenía excesiva profundidad, por lo que Keita no se lo pensó dos veces.

Salvó al niño, pero pereció en el intento. Ahora, su cuerpo permanece en el Tanatorio de Valencia a la espera de poder reunir 4.000 euros para repatriar su cuerpo. Los familiares mantuvieron una reunión con la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía, pero estos les comunicaron que no tienen presupuesto para estos casos.

Natural de Malí, hasta Valencia ha llegado uno de sus hermanos, Djime, que se ha gastado 500 euros para llegar a España (lo que gana en un año en su país), a la espera de poder recuperar el cuerpo de su hermano, que estaba en situación irregular.

5.000 kilómetros separan al cuerpo de Keita de su tierra natal, a la espera de que alguien le dé la oportunidad de descansar junto a los suyos, igual que él devolvió una vida hace doce días.
ta