El Festival de Donostia premia al cine español

La versión española de ‘Blancanieves’, así como una de sus protagonistas, el director Fernando Trueba y el actor José Sacristán demostraron que el cine patrio está en buena forma a pesar de los recortes

Festival de cine de donostia
Ana Bort
1/10/2012

Durante este fin de semana se ha dado por clausurada la 60ª edición del Festival de San Sebastián que ha dejado de manifiesto un número llamativo de películas de firma española compitiendo en sección oficial.

La película francesa ‘En la casa’ de François Ozon se llevó la Concha de Oro y ha sido considerada por los críticos como un prodigio de la construcción cinematográfica en el que se mezclan realidad y ficción, drama, comedia y amor. Además, Ozon se llevó también el premio al mejor guión.

El director francés declaró ante el público en el momento de recoger su galardón que consideraba un error recortar en cultura en tiempos de crisis y dio todo su apoyo al cine español.

El premio del jurado tuvo sabor español con la ‘Blancanieves’ de Pablo Berger, una película muda, que consigue engañar a los sentidos y desorientar al espectador que además compite ahora para ganar un Oscar.

Fernando Trueba se llevó el premio al mejor director por ‘El artista y la modelo’ y José Sacristán el de mejor actor por ‘El muerto y ser feliz’, de Javier Rebollo. Ambos destilan la grandeza de quienes llevan toda una vida dedicada al cine y se muestran sin artificio, de forma natural, puro arte y maestría llevada al máximo.

Otra de las casualidades que han puesto la luz sobre el cine español es que la joven Macarena García se llevara a casa el galardón a la mejor actriz por su papel en ‘Blancanieves’.