El ‘efecto Mercadona’ sitúa a la cadena entre las empresas que más beneficia a la economía

El ‘efecto Mercadona’ consiste en el aumento del nivel de empleo, seguridad y actividad comercial de los alrededores al supermercado.

efecto mercadona
Angela De la Vega
5/8/2013

La cadena de supermercados presidida por Juan Roig, Mercadona, no sólo da de comer a muchos a un precio muy bajo sino que, al parecer, tiene además un impacto importante sobre la actividad económica de la zona en la que se halle.

Este impacto es el llamado ‘Efecto Mercadona’ y es que la apertura de un supermercado como Mercadona hace que la afluencia de los compradores a la zona se eleve, llevando a otros comerciantes a abrir establecimientos en sus alrededores.

Según la agencia española de auditoría y asesoría financiera KPMG en un estudio conjunto en colaboración con la Deusto Business School, cada apertura de Mercadona lleva a la inauguración de, al menos, otros diez pequeños comercios que desarrollan su actividad en otras áreas diferentes a las de la alimentación.

Esto implica también un mayor número de puestos de trabajo. Según el estudio, la empresa valenciana con origen en Puebla de Farnals y sede en Tabernes Blanques, genera más de mil puestos de trabajo al año, sumando 18.000 en total desde el año 2002.

Asimismo, en el informe de la auditora KPMG y del centro de estudios Deusto se expresa el ahorro que la cadena de alimentación supone para el comprador. En 2012, alrededor de 4,7 millones de hogares compraron de forma frecuente en alguno de los supermercados.

Esta cifra ha aumentado en tres veces a lo largo de los últimos diez años. Y es que, el modelo de negocio de esta compañía llega a suponer 700 euros menos de gasto en los bolsillos de las familias mientras que el gigante de la alimentación en nuestro país ha proporcionado trabajo e ingresos a proveedores e intermediarios empleando de manera directa a más de 41.000 personas.

La seguridad es otro factor que también mejora con la inauguración de un nuevo Mercadona en la zona. En la ciudad de Sabadell se llevó a cabo un estudio en el cual se refleja una sensación mayor de seguridad por parte de los responsables de los comercios locales cuando hay una mayor afluencia de compradores.

Aunque el ‘Efecto Mercadona’ no convence a algunos, como al gobierno vasco, hay que reconocer que la empresa valenciana sabe hacer las cosas. Bajo la filosofía de ‘Calidad Total’ la cadena de alimentación negocia directamente con sus proveedores, analizando al milímetro cada producto y realizando controles de calidad hasta su llegada al usuario y siempre ofreciendo productos al precio más bajo. No es de extrañar que haya un Mercadona en cada esquina.