El comercio ilegal desciende en las playas de Valencia

El número de agentes de policía se ha aumentado en playas como la Malvarosa, La Patacona o Port Saplaya, entre otras.

vendedor ilegal
Ximo Roselló
6/8/2012

Desde finales de junio se ha puesto en marcha un operativo con el objetivo de erradicar el comercio ilegal en las playas de Valencia. El resultado ha sido la reducción considerable de masajista ilegales y en las ventas ambulantes gracias a las intervenciones policiales en las playas valencianas, así como en las de Dénia, Xàbia, Cullera y Gandía.

En la Malvarrosa es donde más se ha intensificado la presencia de los agentes. La consecuencia es erradicarlo de esta zona, para ahuyentar a los vendedores otras playas con menos vigilancia como La Patacona, Vistabella o Port Saplaya.

Es una práctica ilegal y los culpables lo saben, por lo que evitan toparse con los agentes. De momento el cambio de ruta parece la mejor opción.

La multa mínima a pagar por ejercer esta actividad ilegal es de 300 euros para mercancía falsificada y 50 si es original. En cuanto a lo que se requisita, tienen la opción de recuperarlo si pagan la multa, siempre que demuestren con facturas dónde y cómo han comprado esos.

En Port Saplaya todos los veranos se enfrentan al mismo problema y los métodos de actuación son similares con la patrulla de agentes a primera hora. Pero la única arma con la que cuentan ante esta ilegalidad es la de imponer incidencias a los vendedores y confiscarles el material en venta.