Editorial: Al Valencia le roban el partido con alevosía y nocturnidad

El colegiado González González se ha empeñado en favorecer al F.C Barcelona de manera descarada, una mano evidente del portero fuera del área que ha podido ver el estadio desde todos los ángulos posibles. Ni el colegiado ni el linier se atrevieron a expulsar al guardameta este último con contacto visual directo a la jugada a escasos metros.

mano de pinto soldado
editor
2/2/2012

El colegiado González González se ha empeñado en favorecer al F.C Barcelona de manera descarada, una mano evidente del portero fuera del área que ha podido ver el estadio desde todos los ángulos posibles. Ni el colegiado ni el linier se atrevieron a expulsar al guardameta este último con contacto visual directo a la jugada a escasos metros.

Parece ser que  la camiseta del Barça es más importante que la de otros equipos y el colegiado González González prefirió obviar la jugada que de haberla pitado hubiera supuesto la expulsión del jugador blaugrana en el inicio del partido y hubiera señalado una falta muy peligrosa al borde del área a favor del conjunto ché.

Una de esas jugadas que marcan la eliminatoria, una de esas que hasta el entrenador rival reconoce, una de esas que hasta el propio protagonista no se cree que no sea expulsado, una de esas tantas que los valencianistas estamos acostumbrados a sufrir en contra. Al Barcelona se le escapa la liga y los amigos de la federación del club catalán no van  a permitir que quede eliminado del trofeo copero, eso es así y cuanto antes lo asimilemos los aficionados valencianistas menos nos dolera.

En cuanto al resto del partido, Jonas realizó el primero de la noche a pase de Mathieu, a los siete minutos Puyol aprovechó y empató el partido de cabeza en un córner en el que Alves se equivocó en la salida, un Alves que a excepción del gol estuvo soberbio incluso detuvo un penalti a Leo Messi.