Diviertt ya duplicó el aforo del Madrid Arena en 2010

Además, el Sindicato Unificado de Policía presentó una investigación en la que se informa que el recinto carece de licencia para la realización de macrofiestas.

space of sound
Ximo Roselló
5/11/2012

Después de la tragedia vivida en el Madrid Arena, en la que tres jóvenes y una menor perdieron la vida, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha explicado que nunca más “mientras yo sea alcaldesa, cederemos ningún edificio del Ayuntamiento para este tipo de eventos”.

Sin embargo, Madrid Espacios y Congresos, empresa municipal encargada de alquilar el Madrid Arena, sigue anunciando en su web la venta de entradas para varios conciertos y un festival también organizados por el mismo que realizó la fiesta de Thriller Music Park en la que murieron las chicas, Miguel Ángel Flores, con fechas para el próximo 8 y 15 de noviembre; 1 de diciembre y 1 de enero.

Madrid Arena carece de licencia
Tal vez las palabras de la alcaldesa hayan llegado por más motivos. El Sindicato Unificado de Policía ha presentado en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid -que investiga lo sucedido en el Madrid Arena la noche de Halloween- un escrito policial fechado en 2006, según el cual, el recinto “carecía de licencia de funcionamiento”.

Pero la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, gestora del recinto, y cuyo presidente es ahora el edil de Economía,Pedro Calvo, inició en noviembre de 2009 un procedimiento para obtener licencia ante el área municipal de Urbanismo. No obstante, todavía no lo tienen. Entonces era alcalde el ahora ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (PP). El Ayuntamiento lo achaca a que, por entonces, pretendía privatizar el pabellón.

Unos meses después se desistió la idea de la licencia ante las varias objeciones presentadas por la dirección general de Ejecución y Control de la Edificación, dependiente de Urbanismo, que detectó una serie de gravísimas deficiencias que comprometían la seguridad e impedían la obtención de la licencia, como informa el periódico El País.

Casualmente, uno de los problemas que se detectaron tiene que ver con los pasillos de la pista a la calle, donde murieron las cuatro jóvenes aplastadas por un agolpamiento súbito de gente, puesto que eran insuficientes. A pesar de eso, el Madrid Arena continuó funcionando.

Diviertt ya duplicó el aforo del Madrid Arena
Todavía hay muchas incógnitas por resolver. Lo único que parece claro es que ninguna parte quiere verse como responsable de la muerte de cuatro vidas inocentes. Primero se informó que la avalancha se produjo por el lanzamiento de la bengala, aunque ahora la investigación apunta a que la estampida se debió a que coincidieron dos grandes grupos de gente, uno que quería entrar al concierto de Steve Aoki y otro que quería salir.

También se cree que se superó el aforo permitido de 10.600 personas a pesar de que se asegura que tan solo se vendieron 9.650. No obstante, un trabajador de la organización aseguró tener pruebas de que se vendieron 20.000 entradas porque hay que contar también las que vendieron los relaciones públicas y las 1.000 que disponían los Djs. Además, uno de los Djs de la noche agradeció a las “20.000 personas” que asistieron a la fiesta.

Por si fuera poco y en el caso de que únicamente se vendieran las 9.650 que defendía el vicealcalde de Madrid, la empresa organizadora, Diviertt SL envió una información al Ayuntamiento en la que decía que la fiesta tenía que ser de, aproximadamente, “7.000 personas”.

Todavía queda saber si el aforo se superó. Según los asistentes había más gente de la permitida y era muy difícil encontrar un hueco libre. El Ayuntamiento en el plan que presentó a la empresa que alquiló el Madrid Arena permitió para la planta alta 3.000 personas de aforo, para lasegunda planta 3.920 personas y para el escenario 3.700 personas.

No obstante, quienes asistieron al evento piensan de forma distina. Decenas de asistentes han asegurado que, la noche del 31 de octubre, en Thriller Music Park, el colapso era total, que “había más del doble de gente”, o bien que el pabellón “estaba a reventar, era una locura”.

La Policía cree que se coló mucha gente, y sostiene que al comenzar la actuación de Steve Aoki hubo riadas de jóvenes sin entrada que se saltaron tornos y controles. El propio Aoki dijo desde el escenario: “¿Os podéis creer que somos más de 15.000?”.

Por si fuera poco, los antecedentes de la propia Diviertt pueden hacer que se lance por los suelos su teoría y la del Ayuntamiento. En una de las webs de Space Of Sound, uno de los festivales de FSM, una de las fiestas de Diviertt S.L., se amplió ese margen de 10.600 personas notablemente.

En la pagína web, www.spaceofsound.com, se presenta la edición celebrada en 2010 del siguiente modo: “El mejor festival del año, con el mayor despliegue de luz, sonido y actuaciones donde 20.000 personas disfrutaron de más de 12 horasde la mejor Fiesta!!”.

La frase está escrita con intención publicitaria, pero antes de que se produjera alguna víctima. Así pues, dos años y medio antes del pasado Halloween, la organización presumía de haber doblado la capacidad del Madrid Arena. En aquel momento no ocurrió nada. Dos años y medio después, en el mismo escenario fallecían cuatro personas. Esta vez nadie presume.