Detenido Juan Soler por intentar secuestrar a Vicente Soriano

Al parecer todo se debería a una cuestión económica y por ello Soler habría contratado a un sicario

juan soler
Lorena Gonzalez Pérez
9/4/2014

Ni la telenovela más surrealista hubiera podido dibujar tal escenario. El que fuera presidente del Valencia Club de Fútbol, Juan Soler, ha sido detenido por intentar secuestrar a otro de los expresidentes del club, en concreto, a Vicente Soriano. Al parecer, Juan Soler habría llegado a contratar a un sicario con tal de llevar a cabo la acción que lejos de salirle bien ha acabado con él arrestado por el Cuerpo de la Policía Nacional.

Al parecer, todo responde a un móvil económico. En concreto a la deuda que el detenido Soriano contrajo con Soler por la compra de su paquete accionarial en la frustrada llegada de Inversiones Dalport al Valencia CF, club, un hecho que, en la actualidad, se está investigando y se encuentra en manos de los jueces.

jpg

Así pues tras ser detenido, Soler ha tenido que prestar declaración y ha acabado siendo puesto en libertad pero con ciertas restricciones. Por un lado, no podrá salir del país, por otra parte, deberá permanecer, al menos, 15 metros alejado de Soriano a pesar de que, ironías de la vida, viven en el mismo barrio. No obstante, a Soler se le imputa un presunto delito de tentativa de secuestro pero por el momento no se ha solicitado que ingrese en prisión.

Al parecer, la voz de alarma saltó hace ahora quince días, cuando la policía se puso en contacto con Vicente Soriano para informarle de que su vida corría peligro aunque, eso sí, no le dieron más datos sobre la identidad de su verdugo. Lo que sí hicieron los cuerpos de seguridad nacional fue recomendarle que no saliera de casa al no ser que fuera necesario y que siempre estuviera vigilado. Ayer se dieron los últimos coletazos y la policía confirmó que había pruebas suficientes para detener a Soler ya que, al parecer, podría existir hasta algún vídeo comprometedor.

Hay que recordar que el detenido, Juan Soler, llegó a la presidencia del Valencia Club de Fútbol tras llegar a un acuerdo por el que le compraba su paquete accionarial dentro de una operación en la que estaba también Inversiones Dalport, que no llegó a hacerse con el equipo ché. Todo un misterio del que seguro en los próximos días irán saliendo datos a la luz y que deja en evidencia en manos de qué personas ha estado el equipo valencianista todo este tiempo.