Desmantelan una plantación de marihuana en un chalé de Benifaió y detienen a tres personas

El dueño del chalé, el hermano y la mujer de uno de ellos son detenidos por el cultivo de esta droga. Protegían la vivienda con perros de presa, cámaras de vigilancia y muros cubiertos por cristales rotos.

marihuana
Andrea López
29/8/2013

La fortificación en la que habían convertido su chalé en el término de Benifaió, con cámaras de seguridad, muros con cristales rotos incrustados y perros de presa dentro de la parcela no pudo hacer nada con el olor de la marihuana, que traspasó las murallas y fue advertido por la policía.

Desde ese momento empezaron las sospechas sobre el posible cultivo de esta sustancia en el interior de la vivienda, por lo que a principios de agosto se abrió una investigación que desveló la identidad del propietario, un hombre italiano de 49 años.

Las grandes medidas de seguridad también hicieron pensar a las autoridades que el dueño de la casa tenía algo que ocultar. Es por ello que varios agentes de paisano montaron un dispositivo de vigilancia del individuo y de la parcela en cuestión.

Tras asegurarse de las sospechas sobre el chalé fortificado un grupo numeroso agentes asaltó de noche la vivienda. En esta operación, en la que participaron agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) y de la Brigada Provincial de Policía Jurídica de la Jefatura Superior de la Policía de Valencia, incautaron 61 plantas de mariguana, 1.1318 gramos de cogollos secos, 27 gramos de hachís, dos ballestas con flechas, una pistola de descarga eléctrica, y utensilios para el cuidado de las plantas.

Descubrieron un invernadero de marihuana y habitaciones y armarios acondicionados para el secado de las plantas.

La operación se saldó con la detención del dueño de la vivienda y de su hermano y la mujer de uno de ellos, de nacionalidad colombiana, con edades comprendidas entre los 40 y 49 años.

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes penales, están acusados de un delito contra la salud pública pero han quedado en libertad provisional, aunque tendrán que compadecer contra el juez cuando este lo desee.