Cuesta de septiembre: Consejos, trucos y claves para ahorrar en los gastos de la casa

Apuntar los gastos, planificar la compra de la semana buscando ofertas, comprar uniformes para los niños de segunda mano o adelantar los gastos antes de que llegue septiembre hará que la famosa cuesta sea un poco más sencilla

cuesta de septiembre consejos claves
Ana Bort
24/8/2013

Cada vez queda menos para que llegue septiembre y con ella la temida cuesta, la espiral de gastos que se lleva por delante más de una economía familiar durante esta época del año. Por ello es importante tener en cuenta algunos consejos para evitar dispendios innecesarios y sobre todo, proteger el bolsillo.

– Si se tienen niños, es importante cuidar el material escolar y aprovechar de un año para otro mochilas, carpesanos, carpetas…

– ¿Nunca ha pensado comprar el uniforme del colegio de su hijo de segunda mano? En Internet están floreciendo muchas empresas que, con la crisis, aprovechan para vender y comprar uniformes y aprovecharlos para otras familias. Y no solo uniformes, sino ropa infantil en general.

– Mejor recordar en las rebajas de junio qué gastos de ropa y complementos se tendrían que hacer en otoño para adelantar gastos y aprovechar los descuentos en material escolar, deportivas, uniformes, etc. No solo en niños, sino también para adultos.

– En septiembre muchas veces volvemos de nuestra localidad de vacaciones y hay que volver a llenar la nevera. Mejor ir a comprar con una lista planificada y cerrada y sobre todo, con el estómago lleno. Ir a comprar con hambre hace que se pongan en el carrito cosas innecesarias que apetecen en ese momento.

– Mejor tardar un rato en comparar precios por Internet y así ahorrar unos euros que comprar sin comprobar. De un supermercado a una gran superficie hay diferencias y ofertas de las que, a final de mes, puede notarse un pellizco.

Apuntar todos los gastos y guardar los tickets para comprobar qué dinero ha salido de la cartera es una buena forma de esforzarse en ahorrar.

Apagar todos los aparatos electrónicos de casa, no dejar ninguno en standby, comprar regletas para apagar todo y asegurarse de utilizar bombillas de bajo consumo y electrodomésticos de eficiencia energética recortarán nuestra factura, además de meter algo voluminoso en la cisterna y no tirar de la cadena con cada uso, evitar bañarse y reutilizar el agua de la ducha para regar las plantas o para limpiar, por ejemplo.