‘Cronut': Una mezcla entre el ‘croissant’ y el ‘donut’ que triunfa en Nueva York y en las redes sociales

Una pastelería del barrio del SoHo ha creado este dulce que mezcla lo mejor del ‘croissant’ francés y del ‘donut’ americano. Un producto exclusivo, solo se fabrican 200, por el que la gente realiza horas de cola cada día.

cronut
Mireya Lázaro
17/7/2013

El mundo de la repostería siempre está en plena reinvención, desde los populares cupcakes o cake pops hasta las espectaculares tartas fondant. Desde Nueva York llega un nuevo dulce que causa furor en la ciudad norteamericana, el ‘cronut’. Una evolución de dos suculentos productos, uno francés, el ‘croissant’, y otro americano, el ‘donut’.

En la pastería del barrio del SoHo, donde el chef francés Dominique Ansel creó esta nueva ‘delicatessen’, se forman colas durante horas para poder saborear unos de los 200 bollos que se venden cada día. De masa laminada similar al del ‘cruasán’, pero relleno de crema y recubierto de una capa crujiente de glaseado como los auténticos ‘donuts’.

Ansel explica que ‘mi equipo quería comer donuts, pero al crecer en Francia nunca he tomado ni he hecho muchos donuts. Así que tomé algo que sí conocía, el “croissant”, y traté de modificarlo en un donut’, y así surgió un nuevo dulce que esta revolucionando el mundo de la pastelería.

De hecho, únicamente se puede comprar uno por persona, y fabrica un número limitado por día para evitar que deje de ser un producto selecto. Por lo que a diario los 200 ‘cronuts’, a cinco dólares cada uno, se agotan en poco más de una hora.

Ahora haber probado este bollo te convierte en la ciudad de la Gran Manzana en una persona ‘cool’, y el fenómeno ha llegado a la red social Twitter. Todo aquel que lo prueba se hace una foto y la cuelga para mostrar que ha sido uno de los afortunados, y por supuesto, cuenta ya con su propio hashtag #cronut.

Esta exclusividad también ha traído la picaresca de algunos, y se ha creado un mercado negro en el que el dulce llega incluso a costar entre 15 y 40 dólares.

Por el momento, en España pocas pastelerías se han lanzado a realizar esta espectacular creación, aunque según los expertos la explosión de este producto se dará a partir del otoño.