Crónica Valencia Basket 92-67 Iberostar Tenerife. Resumen del encuentro. Liga Endesa

El Valencia Basket se ha impuesto al Iberostar Tenerife (92-67) y firma el mejor inicio de su historia. Es la alternativa al dominio del todopoderoso Real Madrid.

VALENCIA BASKET - CAJASOL SEVILLA
Victor González
11/1/2014

El Valencia Basket pasó este sábado por encima de una decepcionante Iberostar Tenerife y certificó matemáticamente su condición de cabeza de serie en el sorteo de los cuartos de final de la Copa del Rey, al mismo tiempo que aplazó la clasificación para el torneo de su rival. El equipo canario visitaba la Fonteta tras cinco victorias seguidas y en un gran momento de forma pero apenas presentó batalla durante cinco minutos. Después se desinfló por completo, incapaz de hacer daño a la intensa defensa local ni de frenar sus ataques, pese a no dar la sensación el Valencia de haber apretado a fondo el acelerador.

El equipo valenciano comenzó lento en la ejecución de sus sistemas e impreciso en el tiro, al Valencia le costó unos minutos arrancar y el Iberostar Tenerife impuso un ritmo pausado al partido (8-9, m. 5). Pero la entrada en la pista de Bojan Dubljevic despertó a los locales. Siete puntos consecutivos suyos en apenas dos minutos les dieron el impulso que necesitaban para abrir una primera brecha en el marcador (21-11, m.10).

Con un desacertado Sekulic como único referente ofensivo, el conjunto canario se estancó por completo en ataque y un par de triples de Lubos Barton, en su partido 200 en la ACB, ampliaron la renta local hasta dejarle en disposición de romper el partido (31-11, m.13). Partido roto antes de llegar al final del segundo cuarto.

Todo el trabajo que pudiera haber hecho en el descanso Alejandro Martínez con su equipo se vino abajo en 100 segundos. Un parcial de 9-0 con Rafa Martínez de ejecutor le obligó a pedir un tiempo muerto para detener la caída en picado (60-29, m.22). Cierta relajación defensiva local, permitió respirar al Iberostar durante unos minutos, pero fue un mero espejismo. Velimir Perasovic logró con su rotación que su equipo volviera a aumentar su intensidad defensiva y las transiciones le bastaron para mantener el control (76-46, m.30).

Con el partido decidido, la casta de Carles Bivià y Chagoyen permitió a los visitantes pasar sin demasiadas penas le condena del último cuarto. Para completar la fiesta, la Fonteta puedo disfrutar de seis minutos de Pablo Pérez, la gran joya de la cantera local, que pudo participar así del choque que selló el mejor arranque del Valencia en la ACB.

El Valencia Basket sigue siendo la gran alternativa al Real Madrid en esta Liga Endesa que está siendo bipolar, pero no con un dominio de Barcelona y el Madrid, si no de madrileños y de valencianos. El equipo de Perasovic es la alternativa.