Crónica Nàstic vs Valencia. Resultado 0-0. Copa del Rey

Un partido sin emoción que acabó con 0-0 y una eliminatoria que se decidirá en el partido de vuelta en Mestalla

zxc
Adrián Mas
8/12/2013

El partido entre Nàstic y Valencia acabó con 0-0, en un choque, sin apenas emoción, que representa a la perfección lo que es este formato de Copa del Rey a doble partido.

El Valencia no pudo pasar del empate sin goles en el Nou Estadi. Los de Miroslav Djukic pretendían cerrar la eliminatoria en Tarragona, pero el buen hacer de los locales y la lentitud y falta de profundidad del Valencia, hicieron el juego ché inoperativo  y dejó todo para el partido de vuelta en Mestalla.

El Valencia salió sin cambiar el equipo ganador que consiguió los tres puntos frente al Osasuna la pasada semana, los de Djukic se dispusieron sobre el césped del Nàstic con la intención de cerrar la eliminatoria de una forma contundente y alargar las buenas sensaciones. Pero lejos de lo previsto, el Valencia tuvo problemas frente a a un Gimnàstic descarado.

Poco tiempo le hizo falta a los locales para darse cuenta que podían jugar de tú a tú a un Valencia venido a menos. Los del Nou Estadi, a pesar de estar cautos en defensa, se estiraron poco a poco con el paso de los minutos y no dudaron en crear ocasiones de peligro sobre la meta de Alves, con más trabajo que el meta local Tomeu.

La intensa y entretenida primera mitad que se pudo disfrutar  fue la lectura más positiva del partido. Las ocasiones llegaron para los dos bandos, a pesar que las del Nàstic fueron más claras. Primero un disparo de falta de Rocha que pegó en la cruceta, y después un balón del Valencia perdido en el centro del campo, zona en la que no anduvo demasiado acertado, terminó sacando bajo palos Mathieu a razón de un tiro de Junior que superó a Diego Alves.

La vuelta de los vestuarios tras la reanudación dejó ver sobre el campo a un Valencia igual de lento. Los visitantes no sorprendieron por rapidez y la única baza a favor era la calidad de sus futbolistas frente a un Nàstic que, con una seria y sólida defensa, dejó a JuniorJean Luc y Marcos libertad en ataque para ser un quebradero de cabeza para la zaga ché.

Los cambios dieron aire fresco a los locales, que siguieron intentando sorprender a los de la capital del Túria, que siguieron estando muy erráticos en la salida de balón y, como viene siendo habitual este curso, acusaron en gran medida la falta de gol de sus jugadores más ofensivos.

A pesar de ello, el paso de los minutos dejó un partido más aburrido ante la falta de ataque del Nástic y un Valencia sin profundidad ni rapidez. Los de Djukic durmieron el choque con pases erróneos, poca intensidad y falta de acierto, sobre todo tras la expulsión de Jonas en el minuto 41 por doble amonestación, que fueron claves para acabar el duelo con un empate sin goles.