Crónica clásico Liga BBVA Bacelona 2 – 1 Real Madrid. Vídeo-Resumen

Los blaugranas vencieron al Madrid y se distancian a seis puntos en la clasificación de la Liga BBVA.

photo_1379194626917-1-0
Alberto Ferrer
26/10/2013

El Barcelona se impuso al Real Madrid en un choque raro en lo que se refiere a un clásico. Los dos grandes de España dejaron la chispa para otro momento en una cita en la que Iniesta volvió a brillar tras las críticas vertidas sobre el manchego durante este inicio de curso.

El partido empezó lento y extraño en el Camp Nou. El clásico de la Liga BBVA se convirtió en un encuentro marcado por el respeto entre barcelonistas y merengues dejando a un lado el potencial de ambos conjuntos.

El Madrid dibujó en el tapete blaugrana una táctica con la que cortar el toque culé entrelineas y obligar a los del Tata Martino a jugar por los carriles. Precisamente una zona en la que los barcelonistas tenían a un gran baluarte como Neymar. El carioca fue lo más desequilibrante de los locales con sus driblings, quiebros y cambios de orientación.

Precisamente el Barça se apoyó en el internacional brasileño para adelantarse en el luminoso. Una cabalgada de Iniesta con el cuero pegado a la bota hasta el área para asistir a Neymar y que éste materializara con suerte después de que su remate tocara en Carvajal.

Con el 1-0 en el electrónico, el Barcelona volvió a tener, ahora en los pies de Leo Messi, la oportunidad de ampliar distancias. Otra gran asistencia al astro argentino de Andrés Iniesta, criticado en este inicio de campaña por su bajo rendimiento respecto al anterior curso, creó una oportunidad que Messi no pudo culminar ante Diego López.

El Barça dominaba en un encuentro en el que el Madrid estaba más mentalizado en defender que en atacar. Es por ello que ni Cristiano Ronaldo, Di Maria, Modric, ni ninguno de los hombres del ataque blanco brillaron en los primeros 45 minutos. A los de Carlo Ancelotti les faltó espíritu atacante, y es que cuando los visitantes intentaban crear lo hacían con pocos efectivos en el campo del Barcelona, lo que hacía imposible sorprender a los blaugranas.

Tras la reanudación el Madrid comenzó a crear peligro. Los cambios llegaron al once merengue. Bale por Benzema y Ramos, que tenía cartulina amarilla, dejó el campo para dar entrada a Illarramendi. De menos a más los blancos dieron un paso adelante y empezaron a generar presión sobre un Barcelona que estuvo incómodo sobre el césped.

Los de Ancelotti se acercaban al empate ante el cansancio de los culés y Valdés comenzó a ser el protagonista de los locales. La medular blaugrana desapareció y el ataque constante de los del Santiago Bernabéu empezaba a ser la tónica del choque.

Pero el Barça, que no estaba dispuesto a estar bajo el dominio blanco en casa, dio entrada a Alexis Sánchez por Cesc Fàbregas. Los culés buscaban dar velocidad al juego y lo lograron, pues precisamente el chileno fue el encargado de ampliar distancias en el minuto 78 en una jugada magistral en la que se hizo con un pase  largo desde el centro del campo y, tras un recorte a Varane, materializó el gol con una gran vaselina desde la frontal sobre Diego López que se encontraba adelantado.

Un gol que, pese a que pareció dejar todo decidido no lo fue de manera clara. La primera contra para el Madrid sirvió a los blancos para recortar distancias por mediación de Jesé. Como le gusta al Madrid, con velocidad, los de Carlo Ancelotti se acercaron al marcador en el tiempo añadido.

Sin tiempo para más, el Madrid quiso intentarlo pero no pudo voltear el resultado y los tres puntos se quedaron en el Camp Nou.