Construye una mansión ilegal sobre un rascacielos en Pekín: Ver fotografías y vídeo

El Profesor Zhang construyó en la azotea de un edificio de 26 plantas una mansión que podría suponer un problema para la estructura del rascacielos. Será demolida si no presenta el permiso de construcción.

rascacielos-china1--644x362
Andrea López
13/8/2013

Quién no quiere vivir en una mansión. Quizá fue ese deseo el que movió al Profesor Zhang a ampliar su vivienda y a convertirla en una residencia de dos plantas llena de lujos y rodeada de montañas de roca falsa, árboles, hierba, e incluso un lago.

La casa de dos plantas, construida sobre un edificio residencial de 26 pisos ubicado en Pekín, en un complejo llamado Park View, es ilegal y podría estar afectando a la estructura del rascacielos sobre el cual descansa.

Durante los seis años que el Profesor Zhang ha tardado en levantar esta mansión han despertado la polémica entre los vecinos del edificio, que se quejan de ruidos constantes por la labor de la maquinaria pesada y de las visitas nocturnas que este hombre recibe.




Además, también se muestran preocupados por los daños estructurales que pueda causar la montaña de piedra y el lago de la nueva vivienda, que provoca goteras en casi todo el rascacielos.

Las denuncias formuladas por el vecindario a la policía y a los funcionarios de la gestión urbana local han movido los hilos suficientes como para forzar al propietario a presentar los documentos que acrediten el permiso de construcción en un plazo de 15 días. Si no cumple con esta labor, la vivienda podría ser demolida.

No obstante, el Profesor Zhang no se muestra demasiado acongojado. “Ya que me atrevo a vivir aquí, no me preocupan las quejas”, declaró al diario Beijing Morning News. Además, añade que el ruido nocturno se debe a las visitas de sus amigos famosos que van a cantar y a bailar a su casa, y que “él no es nadie para impedírselo”.

Lo cierto es que la construcción de viviendas ilegales en Pekín es un hecho bastante común. Muchos ciudadanos de China amplían sus viviendas construyendo nuevas habitación que incluso invaden el espacio público.

De hecho, la gran mansión del Profesor Zhang no es la única: hace poco se denunció la existencia presuntamente ilegal de una vivienda de 600 metros cuadrados y tres pisos de altura en una azotea de otro rascacielos.