Cómo será el reparto de la herencia de la Duquesa de Alba

La mujer con más títulos de España dejará un gran legado económico y cultural a sus allegados

la-duquesa-de-Alba-en-un-acto-_54419522145_54028874188_960_639
Ricardo Dominguez Sánchez
21/11/2014

La Duquesa de Alba, fallecida ayer a los 88 años, deja tras de sí una herencia difícil de asimilar. Títulos nobiliarios, edificios, obras de arte y una gran cantidad de dinero componen una de las herencias más imponentes del panorama nacional.

El País nos trae hoy el mapa de esta herencia y las propiedades que heredará cada personas del entorno de la Duquesa de Alba. Carlos Fitz-James Stuart, primogénito de la familia, será el futuro XIX Duque de Alba. Recibirá así la jefatura de la casa de Alba, así como todo el patrimonio de la Fundación Casa de Alba. Además, ostentará la propiedad de diversas fincas y casas para alquilar. Alfonso Martínez de Irujo, Duque de Aliaga, ya controla la finca del castillo de El Tejado y recibirá diversas fincas rústicas, al igual que Jacobo Fitz-James Stuartduque-huescar-201114

Los hijos más conocidos de la Duquesa, Cayetano Martínez de Irujo y Eugenia Martínez de Irujo, recibirán también diversas fincas rústicas. Él, además, obtendrá el Palarcio Arbaizenea (San Sebastián) y el Cortijo Las Arroyuelas (Sevilla), mientras que su hermana recibirá Sa Aufabaguera (Ibiza) y el Cortijo de La Pizana (Sevilla). El siguiente en la cadena de sucesión de la Casa de Alba, Fernando Firz-James Stuart y Solis, se hará con el control del Palacio de las Dueñas, que cuenta con una colección de más de 1.000 bienes de gran valor arqueológico, histórico y artístico.

El valor monetario de toda esta herencia es incalculable, pero superaría a prácticamente cualquier fortuna de nuestro país.