Cómo replantar un bosque

Si pretendes ayudar a la naturaleza y no sabes qué hacer para replantar un árbol, GenteValencia te sugiera una serie de pautas que puedes utilizar, además de un cuestionario de repoblación.

plantar arbol
Ximo Roselló
9/7/2012

Las Naciones Unidas declararon el año 2011 como el Año Internacional de los Bosques, con el objetivo de incrementar una mayor sensibilización sobre la gestión, conservación y desarrollo sostenible de los bosques de todo tipo.

Ese mismo año, en España el fuego arrasó un total de 84.490 hectáreas, lo que representa un 35,17 por ciento más que en 2010, que fue el segundo mejor año del decenio después de 2008.

Sólo en los incendios de Andilla y Pallás ocurridos recientemente se quemarron casi 50.000 hectáreas, lo que supone más de la mitad de las arrasadas en todo el país a lo largo del 2011.

Cuando ocurre un incendio no se trata de apagar el fuego y empezar a replantar. Hay una serie de pasos previos que se han de seguir. El fuego no se extingue con la desaparición de las llamas puesto que el del subsuelo todavía permanece y es peligroso, por lo que nunca hay que empezar a replantar si no lo aconsejan las autoridades.

Mientras la espera continúe, siempre viene bien buscar más voluntarios para reforestar. Pero, hasta que se permita, no hay que entrar en el bosque y cuando se haga, la primera tarea siempre es la de limpieza de la zona siguiendo una estrategia trazada desde Conselleria. Se trata de una labor que puede durar meses, o incluso un semestre, dependiendo del tamaño del lugar dañado.

Es evidente que la reforestación es necesaria para poder mantener la Tierra a salvo, por ello te sugerimos algunas pautas a seguir a la hora de ayudar a replantar los bosques.

Primero hay que localizar el lugar donde se quiera resembrar un árbol. Para conseguir un mejor resultado es necesario conocer las características del propio: cantidad de espacio y luz que necesita, su mejor época de plantación (los de raíz desnuda sólo están disponibles en otoño y en invierno mientras que los de maceta pueden plantarse todo el año) o el clima que requiere son algunas de las más importantes.

Sin embargo, antes de traspasar el árbol, hay que humedecer con una manguera o regadera el suelo alrededor del árbol completamente durante 3 o 4 días previos.

Hay que tener en cuenta que no únicamente la parte que se ve desde el exterior es lo que forma el árbol. Donde vayamos a colocarlo, el diámetro del pozo tiene que ser lo suficientemente grande como para que sus raíces entren cómodamente.

Para su nueva ubicación, el agujero debe ser de 2 a 3 veces el tamaño de la bola de la raíz. La profundidad del agujero debe ser aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) menos que la altura de la bola de la raíz, por lo que la parte superior de la arpillera seguirá mostrando una vez que el árbol se coloque en el suelo.

Antes de ello, hay que asegurarse de que las raíces no están lastimadas. En caso de ser así es mejor cortarlas con las tijeras adecuadas.

Para rellenarlo es necesario cubrir las raíces. Primero se coloca la tierra que estaba más cerca de la superficie, la más rica en nutrientes, y, por último, la que estaba más profunda. Después, hay que apisionar bien la tierra para que no queden “cámaras de aire”.

Algunos expertos en este tema sugieren mezclar la tierra con hojas secas que no estén podridas u otros abonos adecuados. Es conveniente echarle agua al árbol recién plantado y supervisarlo de cerca durante el primer mes, así como regarlo cada 10 días si no ha llovido.

Diez razones para replantar un árbol.

Aquí puedes encontrar un cuestionario de repoblación para poder aportar mucho más de ti mismo como voluntario en la reforestación.