Cómo prevenir y combatir las quemaduras solares: Trucos y consejos para curar la piel quemada

Evite las quemaduras y otras afecciones de la piel con estos breves consejos.

42-17500642
Angela De la Vega
12/7/2013

El cáncer de piel no debe tratarse a la ligera ya que ha llegado a considerarse un problema de salud pública. Las cifras de enfermos de cáncer cutáneo aumentan cada año afectando tanto a niños como a adultos, siendo más proclives los de edades extremas.

El número de casos de cáncer de piel es superior al de casos de los otros tipos cáncer sumados. Para evitar esta afección es necesario tomar precauciones a la hora de tomar contacto con el sol.

La prevención es una variable clave. El uso de protección solar se materializa así como algo indispensable. La mayoría de médicos recomiendan un protector de amplio espectro que al menos sea factor 30. Debe aplicarse de manera abundante para que sea efectivo. Y ha de aplicarse cada dos horas, haya habido contacto con el agua o no.

Utilizar sombreros combate la insolación y las quemaduras y las ropas claras reflejan mejor la luz del sol por lo que también dan menos calor. Es muy importante beber agua en abundancia mientras se esté expuesto al sol para evitar la insolación y facilitar la regeneración celular.

En caso de tener quemaduras deberán tratarse con agua fría. Evite el uso de productos que contengan benzocaína, lidocaína o petróleo (vaselina).

En caso de que no haya ampollas las cremas hidratantes ayudan a aliviar el dolor. Una crema con urea o ácido láctico podría servir. Pero también los remedios caseros como el conocido aloe vera. Algo que no conocen tantos es el uso del vinagre. Este puede mezclarse con aceite de oliva para paliar la molestia en la zona.

Otros modos de aplacar el dolor es la administración de ibuprofeno pero no debe nunca darse aspirina a los niños. También las cremas de cortisona ayudarán, porque bajarán la inflamación y al mismo tiempo evitarán la molestia.

En caso de quemadura recuerde usar ropas holgadas y de algodón siempre. Si tuviera ampollas en la piel no las pinche con agujas pues podrían infectarse. Envuélvalas en cambio con vendajes secos.