Cómo ganar dinero en Bolsa trabajando pocas horas al día: El ejemplo de Aitor Zárate

Jugaba al baloncesto, pero decidió cambiar de vida. A mejor. Ahora es rico, tiene varios libros súper ventas sobre cómo invertir con éxito en futuros en Bolsa y además, tiene su propia empresa en la que forma para convertir a otras personas en millonarias

aitor zarate
Alberto Ferrer
8/6/2015

Jugaba al baloncesto, pero decidió cambiar de vida. A mejor. Ahora es rico, tiene varios libros súper ventas sobre cómo invertir con éxito en futuros en Bolsa y además, tiene su propia empresa en la que forma para convertir a otras personas en millonarias. Se llama Aitor Zárate y desde hace más de una década, se ha convertido en gurú.  Es rico en tiempo y en dinero, esto es, que no solo tiene dinero para gastar, sino tiempo para disfrutarlo, ¿quién no quiere algo así?

Siempre tuvo interés en bolsa y le llamaba mucho la atención conocer a las típicas figuras ejemplo de este campo, como Warren Buffet o André Kostolany. Aunque se convirtió en jugador de baloncesto profesional, su pasión le llevaba a leer la prensa económica en cada rato que tenía.

Poco a poco, ese talento innato comenzó a salir a la luz a través de un par de empresas de asesoría financiera para deportistas. Y por fin dio el salto, comenzó a operar en Bolsa. Pero no todo fue un camino de rosas.

En las numerosas entrevistas que ha concedido, apunta que aprendió a base de fallos y que tardó dos años en comprender bien el funcionamiento de la Bolsa y apunta lo importante que es formarse en cursos a tiempo real para poder conocerlo todo bien.

Entonces conoció el mundo del mercado de futuros. Consiste en decidir hoy unas decisiones de compra-venta que se ejecutan en otro momento, pero con el precio de hoy trasladado a la fecha de vencimiento de contrato.

Fue el chispazo que le cambió la vida. Ahora trabaja entre dos o tres horas al día, sin más y se fija dos objetivos de pérdidas y ganancias para cada jornada. Si consigue alguno de esos dos objetivos de ganancias pronto, acaba. Y disfruta de la vida, algo que todos deseamos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

Una importante lección que da Zárate es saber parar. Para los novatos que pueden estar todo el día intentando conseguir lo que quieren, apunta que la mente tiene un límite y que se debe olvidar lo que dice el inversor tradicional, porque ese nunca se hace rico.

Según este ex jugador de baloncesto, que opera solo fuera de España, hace falta al menos 6.000 dólares para empezar, ya que un contrato de futuros puede rondar los 2.000 y además debes contar con un margen. Después, si quieres ganar entre 3.000 y 4.000, deberás disponer de entre 12.000 y 18.000 dólares.

Para este gurú de las finanzas aprender a perder es clave ya que según su experiencia, alguien que pierde un 40% de las veces puede convertirse en millonario de igual forma. Además, considera que los medios y las entidades financieras no quieren que un cualquiera se haga rico y por ello hacen creer que ciertos productos son solo para grandes fortunas.

Pero no. Según Aitor Zárate, basta con saber sumar y restar y sobre todo, formarse para poder conocer de primera mano los pequeños recovecos del mundo de la inversión.

La paciencia, tener un pequeño colchón económico e intuición para saber cuándo lanzarse y cuándo parar hacen el resto. ¿Alguien se anima a hacerse rico?