Cómo evitar endeudarse: Consejos para ahorrar, no usar tarjetas de crédito y reducir la deuda.

Desde GenteValencia hemos recopilado una serie de consejos que te ayudarán a no endeudarte y a reducir poco a poco la deuda que tengas.

HUCHA-CERDITO-AHORRO
Rodrigo Cortiña
20/8/2013

En la situación actual son muchas las personas que se ven con un serio aprieto económico, con todos los ajustes que eso supone: tener que recortar gastos, evitar los caprichos y todo lo que sea innecesario, cambiarse a marcas blancas y similares, pero también puede aparecer un serio riesgo derivado de pasar apuros: endeudarse y utilizar la tarjeta de crédito.

Por ello, desde GenteValencia hemos recopilado una serie de consejos que te ayudarán a no endeudarte y a reducir poco a poco la deuda que tengas.

  • Las Tarjetas son enemigos: no endeudarse más aún.

La mejor manera de salir de una situación de deuda, por muy lógica que parezca, es no endeudarse aún mas. Eso significa que las tarjetas de crédito tienen que pasar a ser una palabra prohibida en tu vocabulario, ya que dan una falsa sensación de seguridad y solo te ayudan a endeudarte aún mas.

  • Crear un fondo de emergencia.

Muchas personas utilizan la tarjeta de crédito para imprevistos, pero no son la solución adecuada. Lo mejor es ir construyendo a lo largo del año un fondo de emergencia para poder afrontar gastos imprevistos poco a poco, así cuando necesites algo que se descuadre de tus necesidades habituales, puedas acceder a él sin tener que pagar ningún tipo de interés.

  • Revisa tus gastos mensuales.

Hay gastos que pueden parecer necesarios, como la televisión por cable o un capuchino, pero que no te van a ayudar a mejorar tu situación económica. La idea es sumar solo aquellos gastos que son necesarios y vitales, hipoteca incluida, e intenta apretarse el cinturón el tiempo que dure la mala situación.

Buscar sustitutivos o marcas blancas puede ser también una buena manera de ahorrar y poder cubrir tus necesidades sin problemas. Los cupones de descuento, populares en algunos supermercados, pueden ser otra fuente de ahorro a aprovechar.

  • Negociar con el banco.

Mucha gente tiene miedo de llamar al banco ante una situación adversa, por miedo a represalias o por lo que pensarán los empleados del banco. Pasar una mala racha no te convierte en criminal, simplemente es una situación transitoria que puede ocurrir.

Intenta llegar a un acuerdo de cómo poder pagar las cuotas de forma más cómoda y muéstrales que tu voluntad de pago es firme, quizá puedan ofrecerte alguna solución o una alternativa.

  • Mantén el control de tus finanzas.

Una vez hayas hablado con el banco, comprueba tus gastos y ten el control de tu cuenta bancaria con asiduidad, para evitar sorpresas desagradables. Un buen control de las finanzas personales puede llevarte a crear un hábito de administrarse mejor.

  • Seguir el modelo “Bola de Nieve” (Debt Snowball).

El método de la “Bola de Nieve” propone ordenar las deudas y atenderlas poco a poco, a fin de garantizar pagarlas y reducir el monto de deuda. Lo que busca es:

– Ordenar las deudas de la menor a la mayor por cuantía económica.

– Decidir qué cantidad se va utilizar para pagar las deudas.

– Paga el mínimo de las otras deudas, hasta que logres pagar la mas pequeña.

– Una vez pagada esa deuda, procura encargarte de la siguiente de la misma manera.