Comer un puñado de frutos secos cada día alarga la vida

Un estudio co realizado por la Universidad de Harvard revela que ingerir unos 28 gramos de frutos secos diariamente reduce un 20% la mortalidad en hombres y mujeres

Frutos secos
Maria Molina
21/11/2013

Comer un puñado de frutos secos cada día ayuda a reducir un 20% la mortalidad, según un estudio realizado por el Instituto del Cáncer Dana-Faber y la Universidad de Harvard.

Estos alimentos disminuyen un 29% la probabilidad de morir por una enfermedad del corazón, y un 11% por cáncer. Según el estudio publicado esta semana en la revista “New England Journal of Medicine”, las personas que comen diariamente frutos secos también mantienen mejor su figura.

El estudio se ha realizado a partir del seguimiento de la dieta, estilo de vida y salud de 118.962 individuos sanos, “sin antecedentes de cáncer, enfermedades cardiovasculares o infarto cuando comenzó el ensayo”, ha confirmado Ying Bao, el autor principal del estudio e investigador en el Hospital Birgham de Boston.

La muestra de estudio se completó con 76.464 mujeres de entre 34 y 59 años que fueron analizadas durante 30 años (de 1980 a 2010), y 42.498 hombres entre 40 y 75 años, a los que se controló durante 24 años (de 1986 y 2010).

La investigación consistía en el cumplimiento por parte de los participantes de un cuestionario en el que informaban a los científicos sobre sus hábitos alimentarios cada dos años.

Los expertos completaban esta información sobre la dieta de las personas analizadas con “informes familiares y de las autoridades, y registros médicos para catalogar las causas de muerte”, según explica Bao.

Las investigaciones han revelado que a medida que los individuos tomaban más cantidad de frutos a la semana, más reducían la mortalidad.

Así, aquellos que ingerían frutos secos menos de una vez por semana experimentaron una reducción de la mortalidad del 7%, mientras que los que comían éste alimento una vez por semana la disminuían un 11% , un 13% cuando los tomaban de dos a cuatro veces, un 15% los de entre cinco y seis raciones por semana, y una reducción del 20% aquellos que diariamente comían frutos secos.

El estudio también ha confirmado que el tipo de fruto seco no implica mayor o menor efectividad a la hora de reducir la mortalidad, ya que “tanto el consumo de los de tierra como de los procedentes de árboles tienen efectos similares en la mortalidad”, ha afirmado Bao.

El positivo efecto de los frutos secos en el cuerpo humano se corrobora con una investigación publicada recientemente por la revista “British Journal of Cancer” en la que se defiende que el consumo de este alimento disminuyó el riesgo de sufrir cáncer pancreático en las 75.680 mujeres que participaron en el estudio.